Sanidad suspende el autobús para llegar al hospital de crónicos de Portaceli

Los familiares de los pacientes ingresados se quedan sin servicio de transporte para acudir a visitar a sus parientes

LAURA GARCÉSVALENCIA.

El autobús que conduce a familiares de pacientes ingresados y personal sanitario desde Valencia hasta el Hospital de Crónicos Doctor Moliner, antes Porta Coeli, dejará de prestar servicio el 1 de octubre. Los parientes de pacientes hospitalizados se quedarán sin posibilidad de desplazarse hasta este centro sanitario destinado a hospitalización de enfermos crónicos y de larga duración.

La medida también afectará al personal del hospital, ya que el servicio de autobús estaba destinado al traslado de los trabajadores, según han denunciado familiares de pacientes hospitalizados y el sindicato de enfermería Satse. Ambas fuentes coincidieron en señalar que para cubrir la distancia que separa Bétera del centro sanitario, situado en término de Serra, no hay otro servicio de transporte.

«Ahora nos dicen que pondrán tres autobuses que conectarán con el metro en Bétera», apunta la hermana de un paciente. El horario de los autocares coincidirá con el de los turnos de los trabajadores, circunstancia que no gusta a los familiares porque puede ocurrir que llegados a Bétera «te encuentres con que el autobús ya ha salido o en la necesidad de tener que esperar. Además, hay gente que no tiene posibilidad de ir en su coche»

Lolo Jordán, secretario de acción sindical del sindicato de enfermería Satse, señaló que para las personas que van «a visitar a algún paciente de larga estancia se va a convertir en una fuente de incomodidades». Añadió a ello que se debe tener en cuenta que la mayor parte de los cuidadores de los hospitalizados son «mujeres mayores que habitualmente no conducen o no disponen de vehículo».

El representante sindical insistió en que el personal «trabaja en el centro conforme a unas condiciones que incluyen el traslado desde Valencia». Además, apuntó que la decisión ha llegado «desde la Conselleria, no lo ha pedido la dirección del centro. Como explicación han dado los recortes».

La alternativa del departamento autonómico -tres traslados desde la estación de metro coincidiendo con los turnos-, tampoco satisface a Satse. Jordán que es «incómoda» para familiares y trabajadores, ya que estos tienen horas de salida «en ocasiones intempestivas. Además, dificultará los relevos, ya que el personal requiere tiempo para el cambio de turno y de ropa».

Desde la Conselleria señalaron que se trataba de un servicio que había que adaptar a la normativa de transporte laboral: «La ley dice que se debe poner servicio público dónde no lo hay. Por ello, ahora el servicio de autobuses del hospital une el último punto con servicio público, el metro de Bétera».