60 toneladas de arte en Mislata

Dos grúas y siete operarios izan la escultura de 35 metros en una plaza peatonalEl artista local Miquel Navarro realiza un emotivo homenaje a la época industrial del barrio Almassil

MARINA COSTAMISLATA.
El artista Miquel Navarro contempla los trabajos del izado de la escultura de 35 metros, ayer en Mislata. ::                             DAMIÁN TORRES/
El artista Miquel Navarro contempla los trabajos del izado de la escultura de 35 metros, ayer en Mislata. :: DAMIÁN TORRES

Mislata cuenta desde ayer con una descomunal obra de arte que observa, a 35 metros de altura, toda la ciudad. Su punto de vista privilegiado se ubica en la futura plaza Mayor, un espacio peatonal de 20.000 metros cuadrados que se convertirá en el nuevo centro neurálgico de la ciudad.

Las 60 toneladas de imaginación se izaban ayer gracias al minucioso trabajo de dos grúas de descomunales dimensiones. Miquel Navarro, el autor de esta figura que lleva por nombre Almassil, observaba a pie de obra con mucho interés cada uno de los movimientos en el aire que realizaba su monumental criatura.

Siete operarios necesitaron más de tres horas y potentes anclajes de acero para levantar, mantener, bajar y fijar en una estructura de hormigón armado el elemento totémico fabricado de hierro oxidado.

El artista, natural de Mislata, aseguraba sentirse «muy contento» de tener en su ciudad natal esta nueva creación que es «una especie de homenaje a la Mislata industrial, que había en el barrio Almassil. Como soy mislatero conocía el entorno y pensé que esa idea era la perfecta para decorar la nueva plaza. Recreo un paisaje industrial, a pesar de que esta ciudad no lo es en absoluto. Sin embargo, en su día este barrio lo fue».

La pieza de base cuadrada presenta una gran columna cilíndrica que se remata con una especie de cabeza donde Navarro ha recreado esos elementos fabriles representados en columnas, edificios y chimeneas.

Todos los vecinos que pasaban ayer por la zona de operaciones se quedaban mirando el complicado proceso con la boca abierta.

«La verdad es que es enorme, espectacular y creo que quedará bastante integrada en la plaza», comentaba una vecina mientras observaba el lento levantamiento de la escultura.

El material elegido por el artista presenta un color oscuro, pero a medida que vaya pasando el tiempo, ya irá adquiriendo un tono más rojizo por el óxido empleado para su creación.

Junto al escultor mislatero, el alcalde Manuel Corredera observaba los trabajos de izado y afirmó sentirse «feliz y orgulloso de que esta espectacular obra de arte de nuestro vecino más ilustre presida la futura plaza».

La más grande

El propio Navarro recalcó que esta será «una de las más grandes que haya en la Comunitat Valenciana». Sus 20.000 metros cuadrados serán «la imagen de la transformación de esta nueva Mislata», matizó el primer munícipe. La escultura Almassil es «un bello reconocimiento al pueblo y a nuestro artista más internacional», subrayó Corredera.

Un camión góndola de grandes dimensiones trasladó hace varios días la pieza central de la obra escultórica, ante la mirada expectante de decenas de vecinos, hasta este amplio solar en transformación. Ahora, con esta pieza ya en pie, Miquel Navarro suma su segunda creación instalada en el municipio, junto a la que preside la avenida Buenos Aires.

La plaza se convertirá en un «foro ciudadano, abierto, libre, espacioso, sostenible y muy moderno que será la imagen más fiel de la transformación absoluta que ha sufrido esta ciudad», matizó el alcalde de Mislata.

Esta escultura no tendrá coste alguno para la población, según explicaron fuentes municipales, ya que será totalmente sufragada por los constructores que transformarán dicha zona urbana. Los trabajos estarán previsiblemente concluidos a finales de este año.

Fotos

Vídeos