Los técnicos ven «difícil» el PRI de la Soberana de Xàbia por la expropiación

El ejecutivo no despejó las dudas vecinales sobre zonas en conflicto como el Saladar o el desarrollo viario del futuro PGOU

L. R. B.XÀBIA.

Había expectación ante la cita informativa que organizó el ejecutivo de Xàbia para explicar el Documento Consultivo del futuro Plan General. Muestra de ello es que acudieron unas 150 personas que, eso sí, salieron como entraron: bastante confundidos.

El Ayuntamiento de Xàbia sigue sin lograr trasmitir a la ciudadanía qué supone el único documento que, tras cuatro años y medio, ha logrado sacar adelante para renovar el planeamiento. Se aferra a que este es un esbozo que no entra en la planificación al detalle, y claro, la gente desconfía y cree que cuando lo entiendan será tarde para presentar alegaciones.

Por si acaso, los interesados en casos concretos fueron a preguntar por lo suyo. Entre ellos, la asociación de residentes de la Soberana-Putxol, quienes reclamaron respuesta sobre el Proyecto de Reforma Integral (PRI) y la ampliación de la Ronda Norte que preocupan a 90 propietarios, tanto por las cesiones como por las contribuciones especiales. Un técnico trató de tranquilizar al colectivo asegurando que es «difícil» que el PRI se ejecute porque habría que expropiar cinco casas, aun así no garantizó que se rechace este proyecto. Asimismo, el alcalde, Eduardo Monfort, aclaró que en el caso de ampliar el vial, los gastos correrían a cargo del Consistorio.

Aun menos clara fue la postura sobre el Saladar. Hubo quien mostró su preocupación por si finalmente se deja la zona como urbanizable y se ve acosado por gastos de urbanización. Y al contrario, otra propietaria preguntó si en el caso que salga adelante la desclasificación y el humedal se convierta en zona no urbanizable alguien la compensará por pagar el IBI como urbana durante 20 años.

Otras cuestiones que se trataron fue la previsión viaria (se ha ampliado a 94 kilómetros los itinerarios peatonales) o de suelo para infraestructuras turísticas, algo en lo que el ejecutivo lanzó balones fuera recordando que todavía no se ha hablado de planificación al detalle.

La reunión ciudadana también fue aprovechada por los portavoces de la oposición municipal, Nueva Jávea y PSPV, para preguntar directamente al alcalde cuestiones que le lanzan en ruedas de prensa y se quedan sin respuesta.

De nuevo, Monfort echó mano de su oratoria para no aclarar nada sobre si hay fallos en la cartografía utilizada o los plazos previstos para que concluya la revisión de planeamiento.

Fotos

Vídeos