Un espectacular encierro reúne a 30 toros en las calles de la localidad

JORDI MAURABENICARLÓ.
El encierro de ayer congregó a decenas de aficionados en las calle Crist del Mar de Benicarló. ::
                             JORDI MAURA/
El encierro de ayer congregó a decenas de aficionados en las calle Crist del Mar de Benicarló. :: JORDI MAURA

Los aficionados a los toros no dieron ayer crédito de lo que ocurrió en el encierro de mediodía al ver pasar por delante de sus ojos 30 cabezas de ganado de la ganadería Ramón Ángel Maróin.

Ante tanto astado, fueron pocos los que se animaron a hacer algún recorte y tan solo algunos ejemplares rezagados dieron la alternativa a los más osados. La expectación fue la mayor que se recuerda estas fiestas ya que prácticamente todos los balcones, almacenes y tejados de la calle Crist de la Mar se llenaron para ver el espectáculo.

Además de la afición local, hasta Benicarló vienen estos días miles de aficionados de la provincia y del sur de Tarragona, atraídos por els 'bous a la mar' y los encierros matutinos.

Tras acabar el encierro, se inauguraba por parte de las autoridades, la reina de las fiestas y su corte de honor el mercado de época, ubicado en las inmediaciones de la iglesia de Sant Bertomeu.

Por la tarde fue el turno de la ofrenda floral a Santa María del Mar en la moderna parroquia que lleva su nombre y por las noches las peñas se reunieron en una gran fiesta de hermandad.

Hoy domingo las fiestas llegarán a su fin. Será el día más deportivo con el II duatlón-cross Basiliscus en las inmediaciones de Sant Gregori. Quien antes recorra seis kilómetros de carrera, 25 en bicicleta de montaña y otros tres de carrera se llevará uno de los espectaculares trofeos metálicos diseñados por el artista José Antonio Caldés. También tendrá lugar la IV concentración de coches antiguos y, a las 19.30 horas, el esperado desfile de carrozas y la batalla de confeti.