Cullera aprueba su Manhattan tras 15 años de batallas políticas y legales

Simulación del proyecto que se impulsará en Cullera. ::                             LP/
Simulación del proyecto que se impulsará en Cullera. :: LP

El proyecto prevé 33 rascacielos, cinco hoteles, dos colegios y un auditorio, pero no hay fecha para comenzar las obras

A. TALAVERACULLERA.

El gran proyecto del Manhattan de Cullera comienza a ser una realidad después de 15 años desde que se proyectara. Y es que el pleno de esta ciudad aprobó ayer de forma definitiva el PAI Bega-Port con el que se dotará de varias torres de viviendas y de infraestructuras esta zona situada en la desembocadura del río Júcar. El PP votó a favor, el PSPV se abstuvo y APC votó en contra.

Aunque ayer se dio un paso muy importante para que este proyecto urbanístico comience, todavía hará falta mucho para ver convertidos los más de 600.000 metros cuadrados en una urbanización repleta de infraestructuras para los ciudadanos.

Todavía no hay fecha para el inicio de las obras y el alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán, sólo ha adelantado que en los próximos meses se llevará a cabo la reparcelación para determinar por parte de una empresa independiente el valor de estos terrenos, ya que se ha dado la posibilidad a los propietarios de pagar los costes de urbanización, que ascienden a 92 millones de euros, mediante dinero o terrenos.

El primer edil de Cullera también ha explicado que el plazo de ejecución para realizar la urbanización y dotar de servicios la zona para que se puedan construir viviendas será de dos años desde el inicio de las obras.

El proyecto bautizado como el Manhattan de Cullera, por la altura de las 33 torres que se prevé construir, contempla también la creación de dos colegios, un puerto, un aparcamiento, un palacio de congresos, un auditorio y zonas verdes que ocuparán cerca de 98.000 metros cuadrados. Todo un despliegue de medios que desde el Ayuntamiento consideran que se «está preparando el futuro de Cullera».

Un futuro que para muchos es incierto por la situación económica actual y la crisis del sector inmobiliario, por lo que desde la oposición, el grupo socialista ha incidido en la necesidad de que este impresionante proyecto urbanístico prospere y no se quede en un solar abandonado. En el tiempo que se realice la urbanización «esperamos que esto haya pasado, porque si no España estará fatal, yo no tenía prisa antes y no la tengo ahora, hay que hacer las cosas bien», ha destacado el alcalde popular Ernesto Sanjuán.

Dentro de esta actuación, el puerto pesquero y deportivo será una de las prioridades, ya que «después de aprobar la reparcelación, Conselleria tramitará la adjudicación del puerto», ha señalado Ernesto Sanjuán. También se ha incidido en que pese a los problemas económicos, el objetivo principal de este proyecto es impulsar el turismo. Así, en un futuro está previsto que se tripliquen las plazas hoteleras, llegando a unas 2.200, con la edificación de cinco hoteles.

Fotos

Vídeos