La empresa de los parkings reclama a Xàbia 22 millones en indemnizaciones

La mercantil recrimina al Ayuntamiento que cree bolsas de plazas en superficie y pide una compensación por tener su negocio vacío

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Monfort y el dueño de Ecisa, en la inauguración del aparcamiento de la Constitución. ::                             JOSÉ IGLESIAS/
Monfort y el dueño de Ecisa, en la inauguración del aparcamiento de la Constitución. :: JOSÉ IGLESIAS

El asunto de los parkings de Xàbia es un pozo sin fondo de sorpresas. Y nunca son buenas. La última de la empresa que ha construido y tiene la explotación durante 40 años de los dos estacionamientos subterráneos del municipio llega en forma de reclamación.

Ecisa, bautizada a nivel municipal como Estacionaments Urbans de Xàbia, ha hecho balance de sus primeros dos años de presencia en el municipio y exige al Ayuntamiento nada menos que un total de 22 millones de euros en compensaciones amparándose en la cláusula de «reequilibrio económico». Una cifra que supera el precio que hace unos meses le puso al total de la empresa y que es doce veces más que lo que el Consistorio tenía previsto (1'8 millones de euros).

Entre los tres justificantes que esgrime Ecisa para pedir tamaña indemnización está la infrautilización de los parkings respecto al «85%» de la ocupación total de la capacidad de las infraestructuras (este porcentaje no corresponde a lo que aparece en contrato. En este se habla del 85% de la ocupación prevista en el estudio de viabilidad) y que el Ayuntamiento se comprometió a cubrir. Por este concepto reclaman 12 millones de euros, un déficit que sólo compensa dos años de actividad.

En segundo lugar también exigen otra compensación de 3'5 millones de euros porque no se han cumplido las expectativas previstas en su plan económico financiero. Pero lo más surrealista es la indemnización de 6'7 millones de euros que creen que les corresponde porque el Consistorio ha creado «nuevas bolsas de aparcamiento en superficie» en el área de influencia de sus negocios. Algo que choca con las continuas denuncias vecinales de que las plazas de parking, en Xàbia, desaparecen de la noche a la mañana bajo un contenedor, rodeadas por bolardos o como base para plantar nuevo arbolado.

Con esta reclamación, que se sustenta en unos 30 folios, Ecisa ya ha puesto sus cartas sobre la mesa, ya que desde hace meses se esperaba que hiciera uso de la cláusula de reequilibrio económico que contiene el contrato que la mercantil firmó con el alcalde, Eduardo Monfort.

Sin embargo, de los 1'8 millones de euros que se había calculado desde el Ayuntamiento por el deficitario funcionamiento de los parkings a los más de 22 que reclama la empresa hay un mundo. Es más, parece que con esto la mercantil lanza un órdago al Ayuntamiento para acelerar la decisión municipal relativa a la compra de los dos aparcamientos y deshacerse así de un negocio que no tiene visos de despegar.

En este sentido, hay que recordar que el pasado otoño, vistos los números rojos de la explotación y conscientes de que había que cubrirlos, desde el ejecutivo se planteó por primera vez comprar los parkings, algo a lo que la oposición se negó. En aquel primer momento se tasaron en 20 millones de euros, pero ahora desde intervención se calcula poder adquirirlos por poco más de la mitad.

Los portavoces de todos los partidos se reunieron ayer para ser informados del tema, que en algunos círculos no tardó en calificarse de «una burla o provocación de la empresa», así como una ruptura de las relaciones diplomáticas que abre las puertas a un pleito. Por el momento, los servicios técnicos del Ayuntamiento están estudiando la reclamación de la empresa para buscarle todos los peros.

Fotos

Vídeos