Benissa exigirá a Fomento que retome la variante

La junta de portavoces solicita una reunión con José Blanco para pedir que el proyecto no quede afectado por los recortes del Gobierno

AMANDA ORTOLÁBENISSA.

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Benissa ha decidido por unanimidad solicitar una reunión con el ministro de Fomento, José Blanco. El gobierno de Benissa quiere evitar así la inclusión de las obras de la variante paralizada en el grupo de proyectos que quedarán afectados por los recortes que piensa aplicar el Gobierno Central para hacer frente a la crisis económica.

Así lo confirmó el alcalde de la localidad, Juan Bautista Roselló. En la reunión celebrada a última hora de la mañana del lunes, el primer edil trasladó a los portavoces de todos los grupos políticos con representación municipal la respuesta que hace unos días obtuvo en Madrid de la Secretaria Estatal de Infraestructuras, Inmaculada Rodríguez Piñeiro.

Roselló, dijo haber transmitido la preocupación del municipio sobre la posibilidad de que esta importante infraestructura quede paralizada dos años más, con todos los peligros y problemas que esto implica para los vecinos de la localidad.

Según adelantó el alcalde, la decisión sobre las infraestructuras que sufrirán el tijeretazo de Fomento aún no está clara, y no será hasta el mes de septiembre cuando se concretarán los proyectos que quedarán suspendidos. Por ello, insistió Roselló, es importante emprender acciones cuanto antes.

Mientras tanto, el contador que se instaló en Plaça del Rector Salvador Fuster, marca ya el número 50. Son 50 días que han transcurrido desde la manifestación que con el lema «Demanem la variant ja, sense més demores» sacó a la calle a la ciudadanía de Benissa el pasado mes de junio. Y desde entonces, siguen sin que se retomarse las obras de la variante.

Pero la población de Benissa apuntó el alcalde, no va a quedarse con los brazos cruzados. Estas obras, remarcó el primer edil, son muy importantes y más ahora que ya están iniciadas.

Roselló aseguró que Rodríguez Piñeiro es conocedora de la problemática que padece Benisssa, y la secretaria Estatal de Infraestructuras, le ha asegurado al alcalde que estará «sobre este tema», indicó el propio Roselló.

El mes de Septiembre es el mes clave, puesto que es cuando el Ministerio tomará una decisión sobre los proyectos y actuaciones que se quedarán retrasados como medida anti-crisis.

Además, en septiembre también, recordó el alcalde, es el momento en el que se deciden los presupuestos generales del Estado, por eso reiteró, es importante entrevistarse antes con José Blanco. El objetivo del Ayuntamiento de Benissa es que las obras de la variante se vuelvan a licitar cuanto antes, para que sean adjudicadas en este 2010 y se retomen el próximo año sin más demoras.

Como ocurrió en la manifestación de junio, al llamamiento del consistorio de Benissa en pro de la variante también se sumaron los representantes de ayuntamientos de distintos municipios de la comarca, como Calp, Xaló, Teulada, Senija o Dénia, además de mancomunidades como la de la Vall de Pop.

En dicha manifestación que reunió a 400 vecinos, Roselló agradeció el apoyo de los pueblos de la comarca, y recordó que el problema, aunque lo sufre más intensamente Benissa y los benisseros, afecta a todos los ciudadanos de la comarca en general.

Les Corts aprobaron exigir a Fomento que libere el peaje de la AP7 entre Benissa, Altea y Dénia mientras no acaben la variante.