La CV-18 abre sus cuatro carriles

La CV-185 entre Burriana y Vila-real se vuelve a quedar sin respuesta y entra en el Plan 2010-2020 La nueva conexión soportará un tráfico de 70.000 vehículos diarios

VICENT GRANELBURRIANA.
El presidente del Consell, Francisco Camps, ayer, durante la inauguración de la vía. ::
                             PAU BELLIDO/
El presidente del Consell, Francisco Camps, ayer, durante la inauguración de la vía. :: PAU BELLIDO

Dos años y medio después de que el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, pusiera la primera piedra del desdoblamiento de la CV-18 entre Burriana y Almassora, el vial se ha abierto totalmente al tráfico. El 13 de febrero de 2008 fue el inicio de las obras de una carretera que facilitará el acceso y dará un alternativa para conectarse con Castellón, a través de tres poblaciones, Nules, Burriana y Almassora.

A la una del mediodía los vehículos ya podían circular por los cuatro carriles, dos de ida y dos de vuelta, que se han creado para conectar Burriana con Castellón en una autovía. El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, remarcó que «con esta nueva infraestructura comunicativa, no sólo estamos hablando de seguridad vial, y de una mejor comunicación y de vertebración del territorio, sino que además estamos hablando de creación de esperanza, de prosperidad y de bienestar, y de aumentar la riqueza entre las poblaciones de la comarca, que contarán con una mayor conexión con todos los servicios».

La nueva carretera tiene una inversión de 15 millones de euros, que ha ejecutado la mercantil Ferrovial. El tramo inaugurado arranca en las inmediaciones del cementerio de Burriana, sobre la CV-18, hasta la última rotonda de acceso a Almassora, con una longitud de 6.927 metros. En ella se ha proyectado la duplicación de los carriles de la anterior carretera, además de la construcción de un nuevo puente sobre el río Millars en paralelo al existente, con una longitud total de 211 metros, siete vanos de diferentes luces y un ancho de tablero de 13,5 metros, que fue el que retrasó la inauguración del vial. Dispone de doble calzada, caminos para el tráfico agrícola, carril bici y una mediana ajardinada. Junto a ello, se ha construido una nueva rotonda en el cruce con el Camí Vell de la Mar de Vila-real y la ampliación de cuatro glorietas más.

Por otra parte, el proyecto de duplicación de la CV-185 entre Burriana y Vila-real, se quedó sin anunciar en la inauguración del vial, ya que la falta de fondos impide que se puedan iniciar las obras, y haya sido incluida en el Plan 2010-2020 de la Generalitat, porque no se ha ejecutado en el Plan 2004-2010.

Fotos

Vídeos