El PP deja solo al Bloc en el primer paso para definir el PGOU de Xàbia

Los nacionalistas modifican la propuesta de los técnicos para desclasificar el Saladar y paralizar el desarrollo viario de Duanes

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Los concejales de la  corporación municipal de Xàbia, momentos antes de iniciar la sesión plenaria. ::                             LUCÍA RONDA/
Los concejales de la corporación municipal de Xàbia, momentos antes de iniciar la sesión plenaria. :: LUCÍA RONDA

Cuatro años y medio no han sido suficientes para que los grupos políticos de Xàbia se pongan de acuerdo ni en lo más básico del futuro planeamiento urbanístico. Ayer, la coalición Bloc Centristes se vio sola a la hora de aprobar el documento consultivo (primer paso del futuro Plan General). Sólo tuvo el apoyo un tanto forzado del edil de Ciudadanos por Jávea, Juan Ortolá, quien momentos antes se había abstenido en una de las enmiendas que a última hora presentaron los nacionalistas al trabajo de los técnicos que han estudiado la propuesta durante casi un lustro.

Unas rectificaciones que ya huelen a campaña electoral ya que es la Conselleria quien tiene la última palabra: por un lado, piden la desclasificación de la zona del Saladar y su conversión en suelo no urbanizable de especial protección y por otro mantener la calle Cristo del Mar tal y como está ahora.

Esta última, frenar la creación de un doble carril para desahogar el tráfico en Duanes, se presentó por el Bloc como una medida preventiva ante lo que ven como la infraestructura que esconde la posibilidad de ampliar el puerto deportivo.

Ni el pacto de gobierno fue suficiente para evitar que el PP se opusiera a desclasificar el Saladar. Pero después con un voto que su portavoz, Juan Carlos Generoso, calificó de «abstención responsable», los populares favorecieron que el Bloc apostara por evitar que una zona que antiguamente fue un humedal «se inunde de casas y problemas» por su inundabilidad.

La oposición en pleno, PSPV, Nueva Jávea y el edil por el Grupo Mixto, Óscar Antón, coincidieron en su no al documento consultivo. Los socialistas dejaron claro que su voto, más que por el fondo del asunto, se debe a las formas. El portavoz José Chulvi, criticó que el ejecutivo les haya tenido dos años sin saber qué pasaba con el Plan General, que no haya tenido interés alguno en buscar el consenso y haya mantenido desinformada a la ciudadanía. Ya más centrado en el planeamiento, el PSPV rechazó que se esté cimentando las bases del futuro Plan General sin contar con un Plan Estratégico que perfile el modelo productivo de la villa.

Por su parte, el concejal independiente Óscar Antón también opinó que el gobierno de Xàbia «actúa de espaldas a la ciudadanía» y alertó de la oleada de alegaciones que recibirá esta propuesta por no ser representativa del municipio.

El edil No Adscrito también puso de relieve las consecuencias económicas que tendrá para el Ayuntamiento tener que indemnizar a propietarios del suelo que se desclasifica.

Por su parte, el portavoz de Nueva Jávea, Paco Catalá, reveló que el documento consultivo se ha hecho en base a cartografía desfasada e insistió en los errores técnicos y de perspectiva que han denunciado en las últimas semanas.

La edil de Urbanismo, Pepa Chorro, les acusó de intentar marear a la ciudadanía, ya que lo que se tramita ahora es una simple declaración de intenciones que debe pasar por el filtro del Consell. También defendió que la oposición ha tenido a su abasto toda la documentación urbanística.

Fotos

Vídeos