El Manhattan se alzará en 2011

La localidad inaugura una zona deportiva en la playa de la Escollera, así como recibe tres máquinas para la limpieza de la costa Cullera prevé aprobar este mes o el próximo el proyecto de urbanización

CARMEN CERVERÓ LARIBERA@LASPROVINCIAS.ESCULLERA.
La consellera de Turismo, Belén Juste, jugando con los niños en presencia del alcalde, Ernesto Sanjuán, y con los terrenos del Manhattan al fondo. ::
                             JUAN PENADÉS/
La consellera de Turismo, Belén Juste, jugando con los niños en presencia del alcalde, Ernesto Sanjuán, y con los terrenos del Manhattan al fondo. :: JUAN PENADÉS

Se ha hecho esperar pero parece que ya ha llegado el momento de la expansión urbanística de Cullera. Esto se debe a que el conocido Manhattan de Cullera se alzará en 2011.

El gran gigante de los planes urbanísticos ha podido con la crisis económica, ya que según el alcalde Ernesto Sanjuán «a finales de este año o principios de 2011 podríamos estar ejecutando las obras de urbanización de esta zona».

Y es que después de muchos problemas como informes desfavorables de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), en base a la falta de accesos y agua, y el recurso del Gobierno central contra la aprobación de este proyecto urbanístico, el Manhattan de Cullera tuvo que luchar contra el mayor enemigo de todos: la paralización del sector urbanístico debido a la mala situación económica.

Pero del mismo modo que el Ave Fénix, la urbanización de la zona de la Bega de Cullera resurge de sus cenizas después de diez años de dimes y diretes.

«En principio esperamos que de no pasar nada este mes o el próximo podríamos estar aprobando en el pleno municipal el proyecto de urbanización, si lo aprobamos calculamos que en septiembre u octubre podríamos aprobar la reparcelación y lógicamente preparar la adjudicación de las obras», aseguró Ernesto Sanjuán.

Cabe recordar que el Manhattan de Cullera contempla la construcción de 33 torres de 25 alturas, lo que supone unas 5.000 viviendas, un hotel de 40 plantas y un puerto deportivo y pesquero en los 610.340 metros cuadrados que ocupa esta zona de la Bega junto al río Júcar.

Nueva zona deportiva

La localidad costera inauguró ayer una zona turístico-deportiva en la playa de la Escollera, así como recibió tres máquinas para la limpieza de sus 14 kilómetros de costa.

Esta nueva zona para el disfrute de niños y jóvenes cuenta con diez canchas de voley-playa, cuatro campos de fútbol-playa, seis canastas de baloncesto y una zona con equipamiento para realizar entrenamientos físicos.

Unos materiales incluidos en el Plan Confianza, a través del cual la Conselleria de Turismo ha invertido 74.000 euros y que pretende con estos nuevos servicios e infraestructuras «promocionar que nuestras playas son de 365 días, hay que eliminar el tópico de que sólo se pueden visitar y disfrutar durante la temporada de baño», manifestó la consellera de Turismo, Belén Juste, durante su visita a Cullera.

Una visita que vino cargada de buenas noticias, ya que Juste aprovechó la ocasión para entregar al alcalde las placas que acreditan a las fiestas de la Mare de Déu del Castell y a las Fallas de Cullera como Fiesta de Interés Turístico Autonómico y Local, respectivamente.

Un hecho que según la consellera de Turismo «puedo prever que al tener esta acreditación estas fiestas atraerán a un 10% más de visitantes hasta el municipio».

Fotos

Vídeos