El Consistorio de Azuébar privatiza la embotelladora de agua para evitar su cierre

La nueva propietaria asumirá la deuda de la planta, cifrada en un millón de euros y se compromete a conservar la plantilla

CHELO TORREJÓNAZÚEBAR.

El Ayuntamiento de Azuébar ha decidido privatizar la planta embotelladora de agua de la localidad, Aguas de Azuebar S.L. para evitar su cierre definitivo, y es que la firma ha acumulado una deuda superior al millón de euros durante los últimos años.

En concreto, la mercantil que a partir de ahora se hará cargo de la planta, cuyo nombre todavía no ha trascendido , será la encargada también de asumir dicha deuda.

No obstante, según explicaba ayer el alcalde de la población, el popular Gerardo Miravete, «la firma está pendiente del cobro de los 400.000 euros procedentes de un convenio rubricado entre el Consistorio de Azuébar y la Diputación Provincial de Castellón para hacer frente a la modernización de las instalaciones». «Los trabajos ya han finalizado, pero de momento aún no se ha efectuado el pago», dijo el primer edil.

Por lo que respecta al contrato firmado entre el Ayuntamiento y la nueva propietaria de la embotelladora, destacar que incluye diversas cláusulas, como la obligatoriedad a conservar la plantilla actual, que oscila entre los diez y los 14 trabajadores según la estación del año.

Asmismo, la mercantil seguirá embotellando bajo el nombre de Aguas de Azuébar las aguas de la fuente del Sas, cuyo aprovechamiento ha sido cedido por un plazo de 25 años.

Por su parte, el Consistorio recibirá un canon por cada litro de agua embotellada, el cual se incrementará anualmente.

Fotos

Vídeos