Xàbia estudia subir las tarifas al entrar en pérdidas la firma de aguas

Amjasa cierra el ejercicio con 766.000 euros de déficit y el interventor advierte del riesgo de quiebra si no se toman soluciones

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Entrada a las instalaciones de la planta desalinizadora Senia Vella de Xàbia. ::                             JOSÉ IGLESIAS/
Entrada a las instalaciones de la planta desalinizadora Senia Vella de Xàbia. :: JOSÉ IGLESIAS

Que nunca llueve a gusto de todos es más que un refrán en Xàbia. La empresa de aguas públicas Amjasa ha cerrado por primera vez un ejercicio con pérdidas, algo que sus gestores achacan a la caída del consumo previsto debido a las constantes precipitaciones.

Los pozos de Xàbia y los de los municipios susceptibles de comprar agua de la desalinizadora están llenos. Pero eso no evita que la planta siga en marcha (se aconseja para su mejor mantenimiento) y que Amjasa deba de pagarle más de tres millones de euros a la empresa que, bajo concesión, la gestiona.

La crisis inmobiliaria también ha congelado el número de nuevos abonados. De las 250 altas anuales se ha pasado a menos de la mitad, por lo que se ha facturado 650.000 euros menos de lo previsto en derechos de acometida. La subida en un 24% del recibo de la luz, la provisión de fondos para asumir la explotación de la planta y que la empresa factura a sus abonados con tarifas basadas en estudios del 2006 los las razones que, según el Consistorio, hacen que las cuentas no salgan.

Tanto es así se ha pasado de los 85.000 euros en beneficios obtenidos en 2008 a los 766.000 euros en negativo que arroja el balance de cuentas del 2009 y que aprobó ayer la Junta General de Amjasa. La situación pinta mal por lo que el interventor municipal advirtió a los concejales que si no toman decisiones, el próximo año, la empresa pública podría empezar a sufrir problemas graves como no poder afrontar pagos y entrar en fase de concurso de acreedores (antiguamente, quiebra).

El técnico económico señaló que, como en cualquier empresa con malos resultados, su recomendación es la de no invertir y después, «o se reducen gastos o se tienen que buscar más ingresos». Y eso, como el propio interventor dejó claro, en una empresa monopolística, pública y que vende un bien tan básico como es el agua «que te la tienen que comprar», es tan simple como subir las tarifas.

No obstante, atendiendo a la situación de crisis económica, el ejecutivo no ha querido tomar esa decisión por el momento, pero parece empezar a preparar el terreno. Y es que ayer ya se insinuó que a priori está claro que el margen para reducir gastos es bien corto: los costes por energía o por la desaladora son fijos, los de personal como mucho pueden congelarse y tratar de reducir al máximo las horas extra.

Tampoco la otra vía para aumentar los ingresos, la venta de agua, parece tener solvencia. De hecho, el alcalde, Eduardo Monfort, admitió que hace tiempo que está preparado el contrato para surtir a Benitatxell y Teulada sin que ninguno de estos municipios tenga prisas ni necesidad de firmarlo por ahora.

Tanto el PSPV como Nueva Jávea votaron en contra de las cuentas y achacaron el haber llegado a esta situación a la falta de planificación de Amjasa e inacción del ejecutivo.

El portavoz independiente Paco Catalá señaló que la bajada de las altas se podía prever viendo el panorama en la construcción y que se entraría en pérdidas también. Catalá preguntó por qué no se hizo un plan financiero o estudiado medidas alternativas como mejorar la eficiencia o retocar a la baja algunas franjas de tarificación para incentivar el consumo. Los socialistas también pusieron de relieve que no se hayan actualizado antes las tarifas ni pedido presupuesto a varias empresas ante la liberalización del mercado eléctrico.

El portavoz José Chulvi remarcó algunas «incongruencias» que ha detectado en las cuentas, como que baje la producción de agua pero suba el gasto en materias primas un 39% o que la empresa tenga más de 752.000 euros pendiente de cobro «y 412.831 los defina de dudoso cobro».

«Aquí vamos perdiendo y perdiendo dinero y no pasa nada» manifestó Chulvi, que volvió a reclamar el cese del edil de aguas, Miguel Savall. «El otro día decíais que cómo nos atrevíamos a pedir dimisiones por, total, 1.700 euros...¿y 766.000, son suficientes ya para que se depuren responsabilidades?», preguntó.

El alcalde, Eduardo Monfort, justificó que si hay pérdidas es porque no se vende agua «no porque alguien vilipendie el dinero de Amjasa». Monfort admitió que la solución clara es subir las tarifas «pero de momento no lo vamos a hacer» y que se tratará de ampliar la concesión o abaratar costes, por ejemplo, desenchufando la planta.

Fotos

Vídeos