Nou Temple culpa a los Consistorios de frenar la venta de viviendas

La inmobiliaria advierte de que los retrasos burocráticos en Xàbia, Ribarroja, Chiva y Pobla de Farnals amenazan su supervivencia

A. ESCRIVÁVALENCIA.
Sede de la promotora Nou Temple en Valencia. ::
                             JESÚS SIGNES/
Sede de la promotora Nou Temple en Valencia. :: JESÚS SIGNES

El Grupo Nou Temple confía en poder entregar a los compradores las viviendas correspondientes a las promociones ya terminadas hace años en Ribarroja, Chiva, Pobla de Farnals y Xàbia, tras superar el concurso de acreedores. Pero para ello los Ayuntamiento deben cumplir los trámites administrativos necesarios, a los que culpa del retraso en la venta y concesión de las casas.

En total, son 89 las promociones terminadas y pendientes de entrega a los compradores. En Ribarroja hay 31 unifamiliares y adosados que fueron terminados entre los años 2007 y 2008 pero que todavía no cuentan con la licencia de primera ocupación que debe entregar el gobierno local del municipio.

Idéntica situación se produce con las 28 viviendas terminadas en julio de 2009 en Pobla de Farnals o los diez unifamiliares construidos en Chiva acabados el pasado mes de febrero de 2010.

En la provincia de Alicante, concretamente en la localidad costera de Xàbia, Nou Temple tiene 20 viviendas terminadas desde diciembre de 2008. De nuevo son los retrasos administrativos los que impiden la entrega a sus compradores.

La promotora asegura haber cumplido todos los trámites establecidos para poder dar continuidad a los proyectos iniciados y atender los compromisos adquiridos.

Sin embargo, aseguraron desde la empresa, en unos casos por la situación política de algunos Ayuntamientos, en otros por falta de infraestructuras que permitan dar licencias de ocupación, o bien por problemas técnicos de algunas corporaciones municipales, no puede entregar dichas viviendas.

Eso supone para la compañía el deterioro de los proyectos ya ejecutados además de un incremento importante de los intereses adeudados con las entidades financieras. Por tanto, Nou Temple espera que esta situación se desbloquee lo antes posible para satisfacer a los clientes y dar viabilidad al acuerdo mediante el cual superó el concurso de acreedores.

La empresa presentó el 25 de marzo de 2008 la solicitud de concurso de acreedores, que afectaba a las mercantiles Nou Temple SLU, Temple Servicios Inmobiliarios SLU y Grupo Temple Obras y Proyectos y Desarrollos Urbanísticos SLU, al encontrarse en insolvencia, con imposibilidad de atender las obligaciones de deudas vencidas.

Entonces contaba con 23 promociones y unas 1.500 viviendas en marcha, entre ellas, Nou Castellnovo en Castellón, y Nou Calicanto, en Valencia.

La dirección de Nou Temple precisó en su día que las causas de su situación eran la retracción del crédito a particulares para la compra de viviendas y la reducción de la financiación. Y el motivo, poder garantizar la finalización de las obras iniciadas. Su intención siempre fue la de sanear las cuentas para poder continuar.

Fotos

Vídeos