Clonan por primera vez una especie arbórea adaptada a situaciones adversas

Los ejemplares copiados pueden mejorar la resistencia a las sequías o a los incendios y acoplarse a suelos de mala calidad

P. TERCEROCASTELLÓN.

El proyecto Fénix Verd, impulsado en los últimos siete años por la Associació d'Amics de Palanques (ADP), ha logrado uno de sus objetivos: clonar por primera vez en la historia variedades arbóreas especialmente adaptadas a condiciones climáticas adversas gracias a la mejora genética tras una selección de árboles que han demostrado en infinidad de pruebas y evidencias estar mejor adaptados a unas condiciones extremadamente hostiles para su especie. Así, estas 'copias' arbóreas mejoran su resistencia a las sequías, a los incendios o a suelos de mala calidad.

La entidad castellonense ha logrado 30 copias de ejemplares de la especie 'pinus alba'. «Se trata de obtener copias de los mejores árboles, mezclarlos entre ellos para no perder variabilidad genética porque así se multiplican las posibilidades de que se adapten a los cambios ambientales», explica David Molinos, portavoz de la Associació d'Amics de Palanques.

El siguiente paso consiste en plantar la colección de clones en un determinado lugar «con el fin de que se polinicen entre ellos. La semilla hereda la carga y el potencial genético de sus padres y se fomenta una especie mejor adaptada a las condiciones de la zona mediterránea, sobre todo, a los incendios y a las sequías», apunta Molinos, ingeniero forestal de ADP.

Los clones del 'pinus alba' presentan, además de la tolerancia a las condiciones adversas, «una producción de piñones aptos para el consumo humano y una madera muy resistente, lo que puede facilitar un aprovechamiento económico de este recurso», concluye David Molinos.