«El género erótico no está reñido con la novela psicológica»

Carles Cortés presenta hoy en la librería 80 Mundos de Alicante 'Sara, la dona sense atributs'

SERGIO BALSEYROALICANTE.
El escritor Carles Cortés, con gafas amarillas, ayer, en la presentación de su última novela en 80 Mundos. ::
                             CARLOS RODRÍGUEZ/
El escritor Carles Cortés, con gafas amarillas, ayer, en la presentación de su última novela en 80 Mundos. :: CARLOS RODRÍGUEZ

Su novela más arriesgada y provocadora. Así define el escritor y profesor alcoyano Carles Cortés su nueva narración, 'Sara. La dona sense atributs' con la que consiguió el 16º Premio de Literatura Erótica de La Vall de Albaida el pasado año y que esta misma tarde se presenta, a las 20 horas, en el Fórum 80 Mundos de Alicante, con la presencia y comentarios de Josefina Bueno, vicerrectora de Extensión de la UA, donde también trabaja Cortés, y del escritor y catedrático Joaquim G. Caturla.

Carles Cortés, que ayer se presentó en la librería alicantina con Marta Estellés, directora de Bromera, editorial que le publica el trabajo, asegura que con esta cuarta novela «completo el recorrido psicológico de mujeres de varias generaciones, protagonistas en mis obras».

«La primera parte tiene un alto contenido erótico y la segunda muestra la decadencia de esta relación, y escribo para provocar al lector, tanto por los sentimientos contrapuestos, el deseo sexual y el dolor, como por la provocación por la reflexión», afirma el autor.

Los protagonistas de Musil y Cortés, «coinciden en buscar la individualidad en sus procesos». Además, los capítulos tienen nombres de canciones de Edith Piaf, «elegidas por sus sentimientos desgarradores». La novela está ambientada en Alicante, aunque nunca se especifica, y uno de los lugares preferidos de la protagonista para tomar copas es el local que regenta el padre del boxeador que fue amante de Edith Piaf, Marcel Cerdán. Sin embargo, Cortés busca «el sentido transversal de la ciudad» en lugares como la plaza Gabriel Miró o la Plaza Nueva. «Son sitios que pueden estar en cualquier ciudad occidental», argumenta el escritor alcoyano.

Las mujeres de Cortés en sus novelas tienen en común «el reconocimiento de la amistad, un valor importante para las mujeres, tanto con ellas como con hombres». También trata de generaciones distintas, pero sobre la voluntad y la defensa de una mujer que de verdad se sienta libre. Por eso insiste en que 'Sara' es su novela «más arriesgada, porque he buscado los límites del sexo, de las drogas y de la libertad». Esa es la provocación y la complejidad que lanza sobre lectores y lectoras, «a los que se puede herir su sensibilidad».

Respecto a la literatura erótica, Carles Cortés reconoce que ya escribió hace tiempo unos relatos eróticos, y que «fue uno de mis libros más vendidos». También asegura que el punto débil de los escritores para completar la oferta literaria es introducir precisamente elementos eróticos, que son «importantes».

Sin embargo, Cortés recuerda que él siempre ha criticado las novelas eróticas «que solo son eróticas, y por eso mi novela es mucho más, porque creo que el género erótico no está reñido con la novela psicológica, sino que la puede enriquecer», concluye.