La línea 2 del metro conectará de norte a sur los barrios de Valencia

Dará servicio a 25 millones de usuarios al año y unirá la Ciudad de la Justicia y el Mercado Central en sólo diez minutos

Imagen de los trabajos realizados en la estación de la calle Alicante, parada incluida en la línea T-2 . Damián Torres/
Imagen de los trabajos realizados en la estación de la calle Alicante, parada incluida en la línea T-2 . Damián Torres

L. Soriano. Viajar del barrio del Carmen al de Ruzafa en nueve minutos; de la estación del Norte a l'Oceanogràfic en doce; y de la Ciudad de la Justicia al Mercado Central en diez, será posible a finales 2012 o principios de 2013, que es cuando está previsto que se ponga en marcha la línea T-2 de Metro que está en obras.

Los trabajos se centran ahora en el centro, en la zona del Mercado Central, pero ya hay otras fases muy avanzadas o terminadas, como el tramo Nazaret-Hermanos Maristas, otra fase como la de la Gran Vía se concluirá a lo largo de este año.

Esta línea de metro tendrá una longitud de 7,5 kilómetros, supondrá una inversión de 475 millones de euros y servirá para unir el sur de Valencia con el centro.

El metro tendrá dos tramos: uno entre Nazaret y Serranos; y otro el llamado Tramo Sur, que discurrirá entre Nazaret y la calle de Alicante. En el primero se conectará el centro con el sureste de la ciudad y combinará una parte como tranvía convencional en superficie y una parte soterrada en el centro de Valencia.

Por otra parte, el Tramo Sur discurrirá en superficie desde Nazaret hasta la avenida de los Hermanos Maristas y en subterráneo el resto del trazado. La Generalitat ha estimado que, una vez entre en servicio, la frecuencia de paso sea de cuatro minutos.

Recorrido y paradas

En cuanto al recorrido, la línea T 2 nace de la calle de Fontilles, junto al mercado de Nazaret, discurrirá por el Camino de las Moreras y vías de Renfe, hasta la rotonda de El Saler. Desde aquí continuará por el centro de la avenida Antonio Ferrandis (el bulevar Sur) y por las calles General Urrutia y Luis de Santángel hasta la avenida del Reino de Valencia.

El tramo denominado Línea 2 Centro partirá de la estación de Alicante y conectará con la estación de Xàtiva de las líneas 3 y 5. Desde ahí, seguirá por la avenida del Marqués de So y la plaza del Ayuntamiento hasta llegar a la estación del Mercado, prevista bajo la plaza Ciudad de Brujas. Este trazado continuará en dirección norte entrenado bajo las edificaciones de las calles Bolsería y San Miguel hasta la siguiente estación, denominada 'Carme', bajo la plaza Tavernes de Valldigna.

A partir de ese punto se separarán los dos túneles pasando entre la plaza Na Jordana y el Centre del Carme del IVAM, hasta salir bajo el antiguo cauce, finalizando en la estación de Museos, en el propio cauce del viejo Turia, frente a las torres de Serranos y donde se permitirá la interconexión con los viajeros de la línea 4.

La línea T-2 tendrá doce paradas y permitirá la configuración de un gran nodo de transporte de Metrovalencia, puesto que se unirán en la estación de Alicante las líneas 1, 2, 3 y 5. Algunas de las paradas previstas son Alicante, Antiguo Reino de Valencia-Ruzafa, General Urrutia, Hermanos Maristas, Ciudad de las Artes, Oceanogràfic, Moreras y Nazaret. Cabe destacar que el tranvía orbital tendrá parada en el nuevo hospital de La Fe.

Esta nueva infraestructura representará un importante eje de transporte colectivo y prestará servicio a centros administrativos, culturales, comerciales, lúdicos y de negocios como la Ciutat de la Justicia, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Mercado Central o el Centro Histórico, al tiempo que integrará barrios periféricos consolidados o en desarrollo de elevada densidad de población con el centro de la ciudad.

Complejidad técnica

En numerosas ocasiones, tanto el conseller Mario Flores, como la alcaldesa, Rita Barberá, han destacado la complejidad técnica que implica la adecuación de la nueva estación de Mercat, tanto por su localización en el centro, como por el aparcamiento de cinco plantas que se situará sobre ella. De hecho, la estación se dispone a una gran profundidad, unos 28 metros bajo tierra, lo que equivale a un edificio de unos ocho o diez pisos de altura.

La estación del Mercat ofrecerá un diseño en forma prismática, con planta irregular de 3.500 metros cuadrados y el espacio quedará delimitado por muros pantalla de un metro de espesor.

Por encima de la estación, pero también a cota subterránea, se habilitará un aparcamiento para 475 coches.

La ejecución es de tanta envergadura que los propios técnicos indican en su proyecto que esta obra supondrá un gran reto para la ingeniería, ya que existen unas condiciones geológicas, hidrogeológicas, patrimoniales y urbanísticas muy limitadas, debido a la importancia patrimonial del entorno.

Otra obra importante incluida en la línea T-2 es el paso peatonal y ciclista que 0une el barrio de Nazaret con el centro que mide 144,6 metros. Se trata de una plataforma tranviaria de vía doble, cuyo inicio se encuentra en la calle Fontilles de Nazaret, para más adelante sobrepasar mediante un puente las vías del ferrocarril de la línea Valencia-Barcelona, ubicadas en la prolongación del Camino de Moreras, y enlazar con la ciudad. La construcción ha costado 25 millones de euros. Pendiente quedará que el Gobierno central soterre las vías del tren Valencia-Barcelona.

Según explicó el director general de Transportes, Vicente Dómine, Valencia será líder en desarrollo de movilidad sostenible y la cuota de viajeros va en constante ascenso. Según el conseller Mario Flores, se estima que la nueva línea en construcción puede tener 25 millones de usuarios al año porque va a dar servicio a una población de cerca de 300.000 habitantes.

Fotos

Vídeos