El juzgado investiga al arquitecto de Xàbia por las obras en su chalé

La justicia admite la denuncia de un vecino, llama a declarar al técnico municipal y requiere el expediente al Ayuntamiento

LUCÍA RONDAXÀBIA.
El chalé construido en la zona de la Granadella es visible en el acceso a la turística cala. ::
                             LUCÍA RONDA/
El chalé construido en la zona de la Granadella es visible en el acceso a la turística cala. :: LUCÍA RONDA

El juzgado de Instrucción Número 4 de Dénia ha decidido investigar si el arquitecto municipal de Xàbia realizó unas obras ilegales en su casa particular, ubicada en el entorno de la playa de la Granadella, en un suelo catalogado como «no urbanizable especialmente protegido».

Tras desestimar inicialmente la denuncia que interpuso en noviembre el vecino Antonio Serrano, la sala admite ahora un recurso sobre el caso, que cuenta con la adhesión del Ministerio Fiscal, y llama a testificar el próximo nueve de junio al supuesto infractor y a su esposa.

Asimismo, la magistrada responsable de la instrucción ha dictado un auto requiriendo al Ayuntamiento de Xàbia una «copia testimoniada» del expediente de infracción urbanística que los servicios municipales abrieron en 2007 contra el propio arquitecto. Entonces fue también una denuncia ciudadana lo que forzó que los inspectores de obras se desplazaran al camí de la Granadella a contrastar los trabajos en la casa del técnico.

Como refleja el informe urbanístico, se determinó que las obras «no se ajustaban a la licencia de obra menor concedida», que sólo autorizaba la «reparación de cubiertas, revestimientos de fachadas, carpinterías, instalaciones interiores, pavimentos y guarnecidos, así como la reparación de muros de mampostería». Y es que la inspección detectó que se había alzado una planta mediante un nuevo forjado y una nueva cubierta a dos aguas, con una superficie aproximada de 60 metros cuadrados. Por ello, se propuso la demolición de lo construido, lo que nunca se ejecutó.

Según la documentación aportada por el denunciante, cuando el arquitecto municipal compró la parcela, allí «sólo había una casa de caza de 40 metros cuadrados, que hoy es una barbacoa». Por tanto sostienen que el funcionario «construyó la casa y muros de hasta cinco metros de altura que aquí no están permitidos sin licencia y con informes desfavorables», por lo que hace responsable al Ayuntamiento «de permitir la ilegalidad».

De hecho, ante la apertura de diligencias, se tiene previsto solicitar al juzgado más pruebas testificales que incluirían a otros técnicos del área de Urbanismo y a responsables políticos para que aclaren las circunstancias por las que no se hizo efectiva la orden de derribo.

Porque, considera el denunciante, el Consistorio «conocía perfectamente el carácter delictivo de las obras desde julio 2007», dado el expediente de infracción. «Sin embargo, hasta la presentación de la denuncia «nadie hace nada, nadie dice nada, nadie ordena nada y un telón de silencio cae sobre ese expediente esperando sin duda la prescripción tanto de la infracción penal, como de la urbanística y que las obras realizadas se consolidaran».

Recordar que tras trascender la denuncia inicial, el alcalde de Xàbia, Eduardo Monfort, mostró su total respaldo al técnico municipal e incluso anunció que, con cargo al Consistorio, se contrataría a un abogado para defender la honorabilidad del funcionario iniciando una querella por injurias y calumnias contra el promotor Antonio Serrano. Esta no se ha presentado.

Fotos

Vídeos