Investigadores valencianos clonan el primer toro de lidia español

El astado, que lleva el nombre de 'Got', pesó 25 kilos y se encuentra «muy sano», según los científicos

NIEVES MARCOSVALENCIA.
Toros de la ganadería de Guardiola de donde procede el semental del que se utilizaron células para clonar al astado . ::                             JOSÉ USOZ/
Toros de la ganadería de Guardiola de donde procede el semental del que se utilizaron células para clonar al astado . :: JOSÉ USOZ

Se llama 'Got', pesa 25 kilos y está «muy sano». Es el primer toro clonado que ha nacido en España gracias al trabajo de un equipo de investigadores de la Comunitat Valenciana dirigido por el director de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria, Vicente Torrent, y la investigadora Rita Cervera, del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia. Vicente Torrent ha sido responsable del animalario del mismo centro de investigación, aunque actualmente se encuentra en excedencia.

Los científicos, que intentaban ayer mantener la máxima cautela y secreto sobre las circunstancias del parto, darán hoy todo tipo de detalles en un acto que se celebrará en un hotel de la localidad palentina de Frómista, según comentaron a LAS PROVINCIAS. Posteriormente, los representantes de los medios de comunicación serán trasladados a la ganadería donde se encuentra el astado, que vino al mundo mediante parto natural.

Fuentes del Centro de Investigación Príncipe Felipe explicaron que el proceso para la clonación se inició hace tres años, aunque «fue únicamente una colaboración de la parte teórica». La técnica en sí la llevó a cabo en su totalidad la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria, con sede en Castellón.

Según fuentes del equipo investigador, para la clonación se extrajeron células de un trozo de piel del padre de 'Got', el mejor semental de la ganadería gaditana de Alfonso Guardiola. El núcleo de esa célula fue insertado en un óvulo de una vaca lechera palentina llamada 'Leonis', que hizo de vientre de alquiler. El alumbramiento se produjo en la madrugada del martes, en una finca de Saldaña, en la provincia de Palencia.

La primera clonación a partir de células somáticas se llevó a cabo a comienzos del año 1997 con la publicación del nacimiento de la archifamosa oveja 'Dolly'.

La posibilidad de producir un toro biológicamente idéntico al animal adulto abre un campo inmenso de posibles aplicaciones, sobre todo, en el toro de lidia, un animal criado y seleccionado por el hombre con fines estrictamente comerciales. Las razas autóctonas ibéricas podrían recobrar su esplendor si se aplican estos métodos de reproducción con fines positivos.

Peligro de extinción

Al margen de los acontecimientos taurinos, la sanidad animal se configura como una de las vertientes positivas de este descubrimiento genético.

A finales de 2007 apareció la noticia en varios medios de comunicación que un ganadero de lidia había iniciado la toma de muestras para la clonación de un toro de nombre 'Zalamero'. De hecho, los ganaderos de lidia llevan años intentando clonar sus mejores sementales. Victoriano del Río, cuyos toros han cosechado éxitos sonados en Las Ventas, encargó en Tejas la clonación de 'Alcalde', pero el embrión no tiene aún permiso para ser importado.

La clonación se considera una técnica de reproducción asistida, y según los técnicos, estas técnica pueden jugar y de hecho «han jugado y juegan, un importante papel en numerosos programas de mejora genética». En términos generales, las técnicas de reproducción asistida permiten la replicación de conjuntos de genes deseados, aunque también facilitan otras aplicaciones de interés.

La Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria nació en 2006 con el objeto de ser referente en investigación y formación en ciencias medicas, para lo cual dispone de instalaciones y profesionales acordes con dichos objetivos, según fuentes del centro.

«La conservación de las especies en peligro de extinción es prioritaria en la elección de proyectos y objetivos, para lo cual se dispone de los últimos avances técnicos-científicos como es la transferencia embrionaria o la clonación terapéutica», según el director de la Fundación.