1.500 expertos abordan en Valencia la prevención de riesgos laborales

Las patologías que más absentismo causan en la actualidad son las malas posturas en el trabajo y el malestar psicológico

JAVIER CARCELLERVALENCIA.
Leopoldo Abadía inaugura hoy el congreso. ::                             XAVIER BERTRAL / EFE/
Leopoldo Abadía inaugura hoy el congreso. :: XAVIER BERTRAL / EFE

A nuevos tiempos productivos, nuevas enfermedades y riesgos laborales. Y las nuevas enfermedades laborales requieren respuestas preventivas inmediatas para no afectar a la salud de los trabajadores y a la eficiencia de la empresa.

Para solucionar esta ecuación se reúnen en Feria Valencia más de 1.500 congresistas de 20 países en el VIII Congreso Internacional en Prevención de Riesgos Laborales (ORP 2010) con el objetivo de debatir y compartir los avances más recientes en materia de prevención laboral. Leopoldo Abadía, autor de 'La crisis Ninja', inaugura el congreso.

Pedro Mondelo, director del ORP 2010, destaca la importancia de este encuentro profesional porque convoca a los más prestigiosos expertos científicos, tecnológicos y profesionales, y a trabajadores, para determinar cómo afrontar las nuevas enfermedades laborales.

La pérdida de peso de la agricultura, la construcción y la industria en los tejidos productivos, y el auge del sector terciario ha provocado que los riesgos laborales más predominantes se asocien ahora a «cuestiones psicosociales y ergonómicas, al mobbing, el malestar psicológico en el trabajo, horarios inadecuados o traumatismos repetitivos» relacionados con malas posturas «y a este tipo de cuestiones quieren dar respuesta los congresistas», señala Mondelo.

La idea del congreso que organiza la Generalitat Valenciana y la Universitat Politècnica de Catalunya, es conseguir que la inversión en materia de prevención de riesgos laborales deje de ser considerada como «un gasto» por las empresas. Lo justifica Mondelo de forma clara: «si existe una mala relación con el puesto de trabajo o con la organización del mismo, disminuye la eficiencia, aparece el absentismo laboral, y la empresa no rinde como debería, y para evitar estas circunstancias, en tiempos de crisis o de bonanza económica, sólo hay que definir bien los puestos de trabajo. Eso sí, la mejora de la productividad no debe conseguirse a costa de la salud de los trabajadores».

El congreso, que se desarrollará en intensas jornadas de trabajo hasta el próximo viernes, pondrá en evidencia que se ha reducido la siniestrabilidad laboral por los nuevos recursos económicos y los medios técnicos que incorpora la sociedad moderna, pero los técnicos siempre tienen que estar alerta para descubrir y calibrar las nuevas enfermedades que puede afectar a la salud del trabajador y a la productividad de la empresa.

«Los congresistas van a tratar de intercambiar experiencias para acortar tiempos entre la investigación sobre las nuevas enfermedades laborales y la aplicación de las medidas preventivas para ser más eficaces», añadió Pedro Mondelo. La idea básica no es otra que gestionar la organización del trabajo para optimizar los resultados mediante la prevención de la salud laboral.