Vicent Ciscar y Begoña Pozo ganan el XX Premi de Poesia Ausiàs March

Beniarjó celebra las fiestas en honor a Sant Marc y el pueblo se reúne en la plaza para contemplar el Ball de la Bandera

REDACCIÓNGANDIA.
Ball de la Bandera de Beniarjó. :: LP/
Ball de la Bandera de Beniarjó. :: LP

Carles Vicent Ciscar y Begoña Pozo han sido los ganadores de la edición de 2010 del Premi de Poesia Senyoriu d'Ausiàs March de Beniarjo que se celebró el pasado sábado. El acto tuvo lugar en el local de la banda de música a las 20 horas. Las obras ganadoras fueron 'Carnendins', de Ciscar, y 'Poemes a l'interperie', de Pozo, como detalló el concejal de Cultura de Beniarjó, Dani Estruch.

Este certamen ha alcanzado la XX edición con un notable éxito de participación de escritores en estas tres décadas. Estruch comentó que Ciscar es de Pego y Pozo de Valencia. En el acto también se presentó la edición impresa de la ganadora de la XIX edición, Sema, de Jordi Mas.

Durante este fin de semana la localidad ha celebrado los festejos en honor a Sant Marc, el patrón de Beniarjó. El acto central tuvo lugar este domingo, con el tradicional Ball de la Bandera, acto previo a la procesión. El encargado de bailar la bandera fue un año más Miguel Miñana Mascarell, 'Huma' hijo, que realizó este ritual en dos lugares distintos de la plaza del pueblo

Esta danza consiste en rodar la bandera por diferentes partes del cuerpo, simbolizando así el martirio de Sant Marc. Se cree que este acto fue introducido en el siglo XIV desde Italia por el cavallero Ausiàs March, señor de Beniarjó.

Tras la intervención de Miñana, tuvo la oportunidad de bailar la bandera un joven de la localidad, Marc Fuster, de 20 años. Se trata del segundo año consecutivo en el que Fuster participa en este tradicional acto.

Una vez concluyó el acto, el alcalde de Beniarjó, Salvador Enguix, entregó a Miñana un cuadro con fotografia de 'Huma' en diferentes momentos del baile.

Tras este emotivo momento arrancó la tradicional procesión en honor al patrón de Beniarjó. Este desfile partió desde la iglesia parroquial con la imagen del Santo a la cabeza y les 'caixes' o tambores que tocaban los más jóvenes de la población, con lo que se asegura la continuidad de la fiesta.

Fotos

Vídeos