Desarrollo psicomotor del 4º al 6º mes de vida

FERNANDO GARCÍA-SALA VIGUERWWW.CLINICAGARCIASALA.ESPEDIATRA Nº COLEGIADO 7565
Desarrollo psicomotor del 4º al 6º mes de vida

Saber cómo debe moverse, ver, oír o expresarse el bebé en función de su edad, es interesante para los padres. Por eso detallaremos a continuación cuáles serán los cambios más comunes que experimentará vuestro hijo de los 4 a los 6 meses.

4º mes

A esta edad, si está acostado boca arriba, intentará poner el pie sobre la rodilla de la otra pierna, probará a girar de un costado e incluso podría darse la vuelta, por lo que tendréis que vigilarlo de cerca. Al sentarlo, mantendrá una posición más firme. Y comenzará a coger objetos con las dos manos, los agitará, los mirará o se los llevará a la boca.

Comprobaréis que combina el movimiento de los ojos con el de la cabeza, desplazando la vista de un objeto a otro. Es en este momento cuando empiece a descubrir sus manos. Su capacidad visual será ya casi como la de un adulto; mostrará mayor interés por las cosas y percibirá los pequeños detalles.

En lo que respecta a la audición, vuestro bebé volverá la cabeza hacia la fuente sonora y prestará mucha atención a vuestra voz o a la de alguien conocido. También aprenderá a identificar los ruidos que preceden al baño o a la comida. Al final de esta etapa, el sentido de la audición estará totalmente adquirido.

Llorará menos y comenzará a dar gritos de alegría y a utilizar algunas vocales y consonantes. Cuando cumpla cuatro meses ya sabrá entonar y balbucear.

Notaréis cómo le gusta estar con sus padres y utilizará el lenguaje corporal para pediros lo que necesita. Ahora ya sabe distinguirse a sí mismo del entorno, por lo que es muy importante que le mantengáis incorporado para que os vea y disfrute del entorno familiar.

6º mes

En esta etapa, cuando el niño esté boca abajo, se elevará sobre sus manos. Acostado boca arriba podrá incorporarse con la ayuda de vuestros pulgares y se mantendrá sentado con un mínimo apoyo. Si lo ponéis de pie, veréis que ya puede dar pequeños saltitos. También será capaz de sostener un cubo en cada mano y observar un tercero que está alejado y se llevará todo a la boca, incluidos los pies, para la calmar las molestias de la erupción dental.

Iniciará la fase de 'laleo', realizando juegos vocales en su idioma particular. Aunque os parezcan divertidos, no debéis prolongar ni provocar estos ejercicios, ya que podrían interrumpir los progresos de vuestro hijo.

Ahora ya ha adquirido independencia manual, por lo que es capaz de coger y dejar los juguetes con facilidad. Le gusta mirarse en los espejos, aunque aún no se reconozca. Sabe perfectamente cuál es nuestro estado de ánimo y reacciona a nuestro tono de voz, sonriendo o llorando.

Para estimular el desarrollo psicomotriz de vuestro hijo, os podéis ayudar de algunos juguetes específicos para su edad., así a los cuatro meses , si le dais cubos de colores, se divertirá tirándolos al suelo. Al quinto mes añadiremos los mordedores, juegos de anillas, llaves, triángulos, discos de goma multicolores, cajas de música... Pero no olvidéis nunca que el mejor juguete que le podéis dar es vuestro tiempo: Hablarle y darle cariño, es la mejor inversión que haréis en su desarrollo.

Fotos

Vídeos