Juan Moragues se queda con la disputada dirección del PP de Xàbia

734 militantes acuden a las urnas en las primeras elecciones internas del PP local partido para elegir a su nuevo presidente

LUCÍA RONDAXÀBIA.
Juan Moragues, sonriente en el centro, celebra la victoria con sus seguidores. ::                             ALEX MCCLURE/
Juan Moragues, sonriente en el centro, celebra la victoria con sus seguidores. :: ALEX MCCLURE

La tarde se le hizo larga a más de uno. Los que auguraban unas elecciones reñidísimas no se equivocaban ya que Juan Moragues revalidó la presidencia del PP de Xàbia por los pelos. El veterano líder logró tan sólo 23 votos más que su contrincante, Juan Crisóstomo. Un resultado que todavía hubiera sido más ajustado de no impedírsele votar a una decena de militantes que formaban la candidatura alternativa y que ayer no aparecieron por la lista oficial de afiliados con derecho a sufragio.

Desde que a las 17,20 horas y después de cierto desbarajuste en la constitución de las mesas, se abrieron las urnas, la aglomeración de personas en la puerta de la sede fue una constante. Entre los que acudían a votar, los que no se marchaban para conocer de primera mano el resultado y los activistas de ambas corrientes que, listado en mano, iban tachando los nombres de los que asomaban a la sede para hacer una idea del resultado y llamar por teléfono a quien echaban en falta, se originaron algunos problemas de tráfico y fue necesario que un agente de la policía pusiera orden frente a la sede popular.

Sin embargo, y a pesar de que la semana ha sido de lo más tensa entre ambas secciones, ayer el ambiente aparentaba una sana competencia. En las tres horas que estuvieron abiertas las mesas electorales pasaron nada menos que 734 afiliados, un 70% del censo total. Había colapso en la puerta de la sede y Moragues avanzaba que sería un resultado «muy igualado» por lo que decía percibir cierta «tensión en el ambiente». Los candidatos hicieron esperar su turno de voto hasta pasadas las siete de la tarde. Una hora y media después la sede cerró para proceder al recuento. Los móviles servían para avanzar algunos datos a los más impacientes. Cuando se supo que la primera mesa era para Moragues más de uno resopló.

Al final se entreabrió la puerta y casi en susurros, Miguel Savall anunció que «Moragues por 23 votos». Ni cinco minutos tardó en entrar el secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, a felicitar a la lista ganadora y poco después, se permitió la entrada a los curiosos. Hubo aplausos y ovaciones sí. Pero también suspiros e incluso ojos vidriosos entre los más allegados a Moragues que habían visto peligrar ,y mucho, su estabilidad en el partido e incluso su papel como socios de gobierno de Bloc.

El escrutinio final fue de 375 votos para Juan Moragues frente a los 352 que recogió Juan Crisóstomo. Hubo cinco papeletas en blanco y dos nulas. Moragues, elegante, dio por ganador «al Partido Popular» y abrió las puertas a Crisóstomo para «trabajar codo con codo de aquí a las elecciones municipales para que el PP pueda lograr la mayoría absoluta». No obstante, su contrincante, tras felicitar a Moragues por su victoria, siguió defendiendo que «el PP de Xàbia necesitaba de un cambio renovador a base de gente joven y con ilusión» por lo que no parece probable que se integren.

Ahora habrá que ver si Juan Moragues, después de verse respaldado por la afiliación, cumple su promesa de no presentarse como cabeza de lista a las elecciones. Y también si la otra candidatura forma un nuevo partido independiente.

Más información en pag. 34

Fotos

Vídeos