Desarrollo psicomotor hasta los dos meses de vida

FERNANDO GARCÍA-SALA VIGUERWWW.CLINICAGARCIASALA.ESPEDIATRA Nº COLEGIADO 7565
Desarrollo psicomotor hasta los dos meses de vida

Saber cómo debe moverse, ver, oír o expresarse el bebé en función de su edad es interesante para los padres. Por eso detallaremos a continuación cuáles serán los cambios más comunes que experimentará vuestro hijo durante los dos primeros meses de vida.

Primer mes

Observando al bebé vemos que su tono muscular es débil, levanta de cabeza de vez en cuando pero la mantiene poco tiempo erguida, como si le pesara. Los miembros superiores se mantienen flexionados y los puños permanecen cerrados. Realiza extensiones y flexiones intermitentes de los miembros inferiores que se manifiestan por pataditas al aire si están boca arriba o movimientos de reptación si están boca abajo. Esta posición no se recomienda para dormir ya que puede predisponer a la muerte súbita del niño, siendo importante además el evitar utilizar colchones muy blandos, abrigarlos en exceso y fumar en su presencia.

Su mirada aún es inexpresiva, no la fija ya que su visión no es perfecta, le atraen los focos de luz, excitándole si son muy potentes. Hacia el final del primer mes empieza a fijar la mirada por lo que el rostro de los padres empezarán a ser un referente en sus vidas.

Reaccionan a los ruidos fuertes calmándose al oír música, en esta etapa de la vida ya oyen bien pero no localizan de donde viene el ruido.

Emite sonidos guturales (gorgoritos) siendo el llanto un valor de comunicación que suele cesar al cogerlo el padre o la madre.

Segundo mes

En esta etapa, su tono muscular se va fortificando, levanta la cabeza y suele extender las piernas. Poco a poco sus miembros y articulaciones se volverán más flexibles e intentará adoptar nuevas posiciones. Al sentarlo, veréis cómo enderezará la espalda y mantendrá la cabeza erguida unos momentos.

Su mirada ya no es inexpresiva. Mirará los objetos que están en su campo visual, pudiendo seguirlos en un radio de 90 grados. Aunque, al poco tiempo, ya abarcará los 180 grados y aprenderá a fijar la mirada. Podéis estimular su vista, poniéndoos delante de él y hablándole con cariño.

En cuanto al oído, al principio reaccionará ante los ruidos fuertes y se calmará con una voz conocida o una música agradable. Más adelante, localizará los sonidos y se interesará por ellos. En el primer y segundo mes de vida, el bebé sólo emite sonidos guturales y se expresa a través del llanto. También veréis como al principio todavía no sabe reconoceros, ni reconoce el mundo que le rodea, porque no sabe diferenciar entre él y el resto de las cosas. Pero pronto utilizará la denominada 'sonrisa social' ante las personas conocidas. Por eso es fundamental que el ambiente que le rodea sea cálido y afectivo. En esta etapa es muy importante el hablarle de forma cariñosa aunque no nos entienda pero percibe la carga afectiva y esto es un gran estímulo para él.

Para estimular el desarrollo psicomotriz de vuestro hijo, os podéis ayudar de algunos juguetes específicos para su edad. Por ejemplo, a los dos meses vuestro hijo ya ve, así que podréis colocarle objetos colgados del techo, sonajeros que hagan ruido, bolas de colores, etcétera.

Fotos

Vídeos