Una casa para las andas de Alberic

C. RODRÍGUEZALBERIC
Espacio para las andas con que cuenta Alberic y que se inauguró el viernes. /JUAN PENADÉS/
Espacio para las andas con que cuenta Alberic y que se inauguró el viernes. /JUAN PENADÉS

La Semana Santa de Alberic cuenta, desde el pasado viernes, con un nuevo espacio para albergar las andas de las nueve cofradías existentes en la localidad. Esta iniciativa, una vieja reivindicación de la Junta Central de Cofradías, tiene como principal objetivo despejar la ermita, donde se celebrarán todas las ceremonias religiosas.

El nuevo local, ubicado en la calle Sequia Real del Xúquer, cuenta con un total de 164 metros cuadrados divididos entre un despacho, un aseo y un local principal, donde se guardarán las diferentes imágenes.

Además, Alberic vivirá hoy una de sus fiestas más grandes, el domingo de ramos. La tradicional despertà, a las siete de la mañana, dará inicio a una jornada en la que Alberic verá aumentar su número de habitantes. De hecho, cada año son muchos los vecinos de otras localidades de la comarca los que se acercan a disfrutar de la procesión y de la fiesta en la Muntanyeta.

La bendición de las palmas y de las ramas de olivo tendrá lugar a las diez y media de la mañana en la iglesia Virgen de Cullera, desde donde saldrá la tradicional procesión de ramos, que finalizará en la iglesia del Espíritu Santo con una misa.

A continuación, los miembros del Ayuntamiento se dirigirán hasta la Muntanyeta, donde se celebrará el ya tradicional concurso de l'encisam. Asimismo, un jurado será el encargado de juzgar qué expositor se merece el premio a la mejor lechuga.

A las cuatro de la tarde, se llevará a cabo la típica Apuntà, en la que los ciudadanos no sólo renuevan su pertenencia a una determinada cofradía sino que además, dan un donativo y entran en un sorteo para ver quién tendrá el santo en su casa en la Semana Santa de 2011.

Baixà dels Sants

Por la tarde, la fiesta continúa en la Muntanyeta hasta las siete, hora a la que empieza la tradicional Baixà dels Sants a hombros de los portadores, que van acompañados por centenares de vecinos ataviados con sus vestas multicolores. Además, muchas mujeres, y también algunos hombres, aprovechan este día para estrenar sus nuevos modelos de primavera, algo que ya se ha convertido en una tradición.

La tradicional Baixà por la conocida Pujà del Calvari concluye en la plaza de la Constitución, donde muchos aprovechan para saborear los mejores panquemados. Finalmente, las imágenes son portadas hasta la casa de cada cofrade, donde podrán ser visitadas a partir de mañana.

Con esta gran fiesta, Alberic da inicio a una Semana Santa llena de tradición y devoción que concluirá el Viernes Santo con la procesión del entierro de Jesús.