Xàbia quiere frenar los derribos en el Arenal y reordenar las terrazas

El PSPV propone coordinarse con Costas y el Consell para buscar una solución definitiva a la fachada marítima del núcleo turístico

L. R. B.XÀBIA.
El paseo del Arenal de Xàbia y algunos establecimientos con cerramientos conflictivos. ::
                             JOSÉ IGLESIAS/
El paseo del Arenal de Xàbia y algunos establecimientos con cerramientos conflictivos. :: JOSÉ IGLESIAS

En a penas horas, el comunicado del Ayuntamiento de Xàbia asegurando que no está en su mano garantizar el futuro de las terrazas turísticas del Arenal pasó a la historia. La noche del jueves, el grupo socialista presentó una moción al pleno en la que proponía coordinarse con Costas y la dirección de Puertos del Consell para dar una solución a la fachada marítima de el paseo turístico. Y la Corporación, de forma unánime y sin alegar pega alguna, aceptó.

Los socialistas ponían de relieve que, dado que Xàbia está inmersa en la revisión del Plan General, es el momento oportuno para buscar la fórmula que legalice «de forma coherente y sostenible» las decenas de terrazas cerradas que se han consolidado en la playa en los últimos años a pesar de ocupar zonas de servidumbre de paso.

Para ello, acordaron crear una comisión de trabajo en la que estén representados tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la Generalitat, el Ayuntamiento de Xàbia y una representación de las asociaciones de empresarios del Arenal.

Para que este organismo mixto pueda estudiar y decidir de forma tranquila, el PSPV cree que debe de aplicarse una moratoria en todos los expedientes de infracción abiertos y dejar en suspenso las demoliciones. «La solución no pasa por la demolición y destrucción, sino por la construcción de una alternativa común, sostenible económica, estética y medioambientalmente entre todas las partes implicadas» señaló el portavoz socialista, José Chulvi.

En este punto, el alcalde, Eduardo Monfort, apuntó que decidir sobre esto no es competencia municipal por lo que deberá solicitársele a Costas, a quien se le trasladará de forma inmediata el acuerdo plenario para tantear su opinión.

La necesidad de poner orden en el Arenal se puso de relieve hace ya un mes cuando el Consistorio ordenó el derribo de una de las terrazas por infringir las ordenanzas municipales y la Ley de Costas. En ese momento, el concejal Oscar Antón ya advirtió que había decenas de negocios en la misma situación, con expedientes de infracción abiertos por el mismo motivo y que ordenar la primera demolición «podía crear un precedente» que acabara con una cadena de derribos.

Cabe señalar que el caso del Arenal, a pesar de que las terrazas invadan la zona de servidumbre de paso, el acceso a la playa está garantizado por el paseo y por los numerosos viales que llegan hasta él.

Ante la amenaza, el empresariado de la playa se movilizó y ha acudido a hablar con las autoridades sin que se les haya ofrecido alternativa. La noche del jueves una amplia representación de este colectivo asistió al Ayuntamiento para seguir el debate político en el que se puso de relieve su peso turístico como ejemplo de desestacionalización «un objetivo que coincide con el de la Administración local», se incidió desde el PSPV. Según el acuerdo municipal la propuesta de ordenación por la que ha de luchar el municipio ha de partir «de una posición clara y previa en torno a los criterios estéticos que quiere para esta zona de la costa y qué elementos, materiales, formas y volúmenes son los más adecuados».

Asimismo, lo que también dejó claro la Corporación es que el Ayuntamiento seguirá siendo inflexible en que los comercios respeten los límites y no ocupen el paseo público con mobiliario o carteles publicitarios.

Fotos

Vídeos