Llegan las primeras ambulancias ecológicas

Los vehículos funcionan con gas licuado de petróleo y disminuye en un 90% la emisión de óxido de nitrógeno

E. B.ALICANTE.
Llegan las primeras ambulancias ecológicas

Ecológicas. Así es el nuevo transporte sanitario que se ha incorporado a la flota móvil disponible en la provincia. Alicante dispone ya de los primeros siete vehículos ecológicos. Son ambulancias no asistidas empleadas para el traslado de pacientes a servicios de radioterapia, diálisis o rehabilitación y que funcionan con gas licuado de petróleo, por lo que se disminuye en un 90% la emisión de dióxido de nitrógeno y entre un 30 y 50% las de monóxido de carbono.

El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, fue el encargado de presentar ayer las nuevas ambulancias durante la visita que realizó al Hospital General de Alicante. Primero asistió a la presentación del programa 'Investigación para la sociedad' y después conoció las obras que se están construyendo y donde se desplazará el nuevo Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). Un centro que contará con una superficie de 445 metros cuadrados y un presupuesto de 752.943 euros.

Cervera aseguró que en el plazo de dos años se pretende que la mitad del parque móvil de ambulancias de la Comunitat sea ecológico. Mientras, el director del grupo ASV Transporte Sanitario Ayuda -la empresa concesionaria del servicio-, Manuel Santacruz, destacaba los beneficios que reportará y matizaba que los depósitos de gas de estas ambulancias disponen de una autonomía de 600 kilómetros, superior a las distancias que recorrerán en la Comunitat.

Menos financiación

Por otra parte, el titular de Sanidad también se refirió a los problemas de financiación que está sufriendo la Comunitat y anunció que exigirá al Gobierno la revisión del Fondo de Cohesión ya que la autonomía recibirá casi tres millones de euros menos por los gastos generados en Madrid y Cataluña.

«En estos momentos, nuestra comunidad es receptora de turistas, de desplazados nacionales y extranjeros y esa cantidad de gente hace que la Comunitat todos los años deje de percibir por este gasto 200 millones de euros», explicó.

El recorte de fondos se debe a que el Ministerio de Sanidad ha cobrado a la autonomía casos de valencianos que fueron trataron en centros catalanes y madrileños, dinero que se descuenta del que habría pagado la Comunitat por tratar a extranjeros y turistas de otras autonomías. «Se atiende a muchos más españoles en la Comunitat que valencianos en el resto de España». De ahí que tildó de «paradoja» que el Gobierno haya reducido el dinero que se destina.