Cinco familias podrán concebir niños libres de enfermedades genéticas

Entre los proyectos autorizados por el Ministerio a la Comunitat puede haber algún caso de «bebé medicina»

LAURA GARCÉSVALENCIA.
Cinco familias podrán concebir niños libres de enfermedades genéticas

La Comunitat cuenta desde ayer con autorización para conseguir que cinco familias conciban niños libres de alguna enfermedad genética. Incluso, es posible que alguno de los permisos corresponda a un caso de concepción de un hijo sano para salvar a otro enfermo, técnica popularmente conocida como «bebé medicina».

El Ministerio de Sanidad dio a conocer ayer que la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida ha dado el visto bueno a esos cinco casos y a otros siete, cinco en Cataluña y los dos restantes en la Comunidad de Madrid. Con la decisión adoptada ya se han autorizado 94 casos de diagnóstico genético preimplantacional en toda España desde que en febrero de 2006 se aprobó la Ley de Reproducción Humana Asistida.

El departamento del Gobierno explicó que entre los 12 proyectos que han recibido el visto bueno, algunos se corresponden con «selección de antígenos de histocompatibilidad con fines diagnósticos», situación que correspondería a posibles casos de concepción de un niño sano para curar a un hermano enfermo.

El Ministerio concretó que el diagnóstico genético preimplantacional «está reservado al tratamiento de enfermedades raras, poco frecuentes o de intervenciones complejas». Los casos autorizados ayer están relacionados con el síndrome de Alport, distrofia escápulo-humeral, síndrome de gamaglobulemia ligado al cromosoma X, anemia beta-talasemia, neoplasia endocrina múltiple, déficit de piruvato quinasa, adrenoleucodistrofia, así como con la selección de la mutación BRCA1, que puede producir cáncer de mama.

En cuanto a los proyectos valencianos, la Conselleria de Sanidad señaló que las cinco autorizaciones de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida concedidas en la Comunitat «corresponden a centros privados» de reproducción asistida.

Proyectos del IVI

Desde el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) apuntaron que entre las cinco autorizaciones algunas corresponden a este centro. Ello significa que puede tratarse de casos remitidos desde el IVI al organismo estatal.

A ello añadieron que cabe la posibilidad de que entre los 12 proyectos autorizados, por tanto alguno de los valencianos, existan casos para concebir a un hermano sano que cure a otro enfermo, «bebé medicina», ya que el Ministerio apunta que entre ellos algunos responden a selección de antígenos de histocompatibilidad con fines diagnósticos.

El IVI tiene pendientes siete casos para llevar a cabo el proceso de diagnóstico genético preimplantacional para concebir un niño sano que permita sanar a un hermano enfermo, una práctica de reproducción asistida que hasta ahora en España sólo se ha llevado a cabo en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

En 2007 el centro valenciano de reproducción asistida, poco tiempo después de que entrará en vigor la ley de 2006, remitió varias solicitudes para la concepción de «bebés medicina» a la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida. El IVI se situó entre los pioneros, pero finalmente el hospital andaluz se adelantó y en octubre de 2008 nació Javi en Sevilla.

Enfermedades genéticas

El diagnóstico genético preimplantacional es una técnica de reproducción que no siempre está dirigida a concebir «bebés medicina». También se aplica para eliminar alguna enfermedad genética que los padres pueden transmitir al bebé. Con la selección previa se consigue que el niño que nazca libre de la patología.

Esta aplicación de la técnica también se desarrolla en la Comunitat, en centros privados y en hospitales públicos. De hecho, se pueden encontrar ejemplos de ello, tanto en el IVI como en La Fe, Hospital Clínico de Valencia y General de Alicante. El primer valenciano nacido a partir de esta práctica llegó al mundo en 2007 en el Hospital General de Alicante. El último nació en agosto en La Fe.

El Ministerio recordó que el diagnóstico genético preimplantacional está autorizado para la «detección de enfermedades hereditarias graves, de aparición precoz y no susceptibles de tratamiento curativo posnatal con arreglo a los conocimientos científicos actuales, con objeto de llevar a cabo la selección embrionaria de los preembriones no afectos para su transferencia».