Savall (PP) defiende que su hormigonera es «legal»

L. R. B.XÀBIA.

El concejal de Aguas de Xàbia, Miguel Savall, se defendió en el pleno de las acusaciones llegadas de la oposición sobre las irregularidades en su planta hormigonera, aseguró que es legal y negó que haya cometido ilegalidades suministrando materiales a las obras del Plan E o Amjasa.

En este sentido, el edil del PSPV, Rafa Bas, esgrimió varias facturas que la empresa de aguas abonó a Triturca en concepto de hormigón cuando Savall ya era concejal de Aguas. El edil popular aseguró que este suministro se hizo durante un fin de semana y sin que él se enterara. «Cuando lo supe devolví de mi bolsillo el dinero porque no quería «que eso constara en ningún sitio».

Savall se quejó de la campaña de acusaciones personales que ha sufrido y acusó a los portavoces del PSPV, José Chulvi, y Nueva Jávea, Paco Catalá «de hacer política rastrera». Una situación que» nunca había pasado aquí en Xàbia» al tiempo que lamentó que «seáis los nuevos los que más os encarguéis de desacreditar a los políticos haciendo que la gente piense que todos somos iguales y que perdemos el tiempo en batallitas personales que a nadie interesan».

El portavoz socialista recibió esa acusación con una sonrisa. «¿Dices que somos los nuevos los que hacemos eso?» inquirió y a renglón seguido leyó una noticia publicada en 2004 en la que el ahora alcalde, Eduardo Monfort, criticaba a Savall por vender hormigón al Ayuntamiento de Xàbia y definía la situación como «un nuevo chiringuito de los que el equipo de gobierno tiene en el Ayuntamiento».

En esos tiempos Monfort consideraba que vender hormigón de Triturca al Consistorio era «poco ético y dudo si legal « y pedía al entonces alcalde, Juan Moragues, el cese de el edil. Sin embargo, ayer no atendió a la misma petición sustentada en los mismos motivos que le realizó el PSPV.

Savall siguió sosteniendo que no se aprovecha de su cargo para beneficiar a su empresa que, avanzó, está a punto de cerrar.

Fotos

Vídeos