Un certificado distinguirá al mueble español de calidad

Aidima crea un sistema para que los fabricantes puedan competir con las importaciones baratas en robustez y diseño, no por precio

V. LL.VALENCIA.
Un hombre pasa ante una exposición de sillas en Habitat. ::
                             EFE/K. F./
Un hombre pasa ante una exposición de sillas en Habitat. :: EFE/K. F.

El Instituto Tecnológico del Mueble y la Madera Aidima ha creado un sistema de certificación de la calidad para que las empresas fabricantes de muebles de la Comunitat Valenciana y del resto de España puedan distinguir sus productos frente a la creciente competencia barata de otros países donde, por sus circunstancias socioeconómicas y de menores exigencias sociales, sanitarias o medioambientales, hay capacidad para ofrecer precios más bajos de venta, aunque eso va también aparejado a una menor consistencia, robustez y seguridad en los artículos.

La consigna que defiende Aidima y que prevalece entre los fabricantes interesados en este programa es que frente a la competencia asiática,el mueble español debe competir en calidad y diseño, no en precio. Y para eso hace falta diferenciarse e identificarse claramente al consumidor, para que pueda comparar fácilmente al comprar y basar su decisión en un conocimiento claro de las opciones que tiene.

Unas 200 empresas fabricantes de muebles participan en el proyecto, que busca potenciar sus ventas mediante el certificado 'Símbolo Calidad', acreditando así a unos seis millones de productos al año.

Los fabricantes que cumplen los requisitos marcados por Aidima recibirán a finales de este mes un pack que contiene etiquetas, adhesivos, folletos y carteles que explican y confirman que los artículos que se producen y venden con esta acreditación poseen el certificado 'Símbolo Calidad', así como las ventajas y garantías que ello supone. Cuando los fabricantes reciban estas cajas las entregarán a los puntos de venta para que estos coloquen las acreditaciones en los escaparates y junto a los muebles.

Este certificado supone garantizar que los muebles y artículos afines que se venden bajo tal protección o contramarca han sido sometidos a rigurosas pruebas de calidad y seguridad y las han superado. Los ensayos y controles se realizan en los laboratorios del Instituto Tecnológico Aidima, en el Parque Tecnológico de Valencia.

Según señala el propio instituto, «las empresas que pertenecen a este selecto club apuestan por la calidad y seguridad de sus productos como elemento diferenciador de otros artículos que hay en el mercado», posiblemente a precios más baratos y atractivos, pero de menor calidad y seguridad, y también menos duraderos.