¿Qué valores conviene evitar en próximas fechas?

Las empresas más endeudadas y más ligadas a España serán las que puedan verse más afectadas si continúa el descrédito del país

:: C. VALLEJO
¿Qué valores conviene evitar en próximas fechas?

«El inicio del ataque ha sido indiscriminado. Ha tocado a todos los valores por igual. Pero, en una segunda fase, si la corrección continúa, el mercado comenzará a distinguir, a discriminar», apunta Josep Monsó, de GVC-Gaesco. Indiscriminado, pero especialmente centrado en los grandes valores. Ello se debe a que, cuando se vende un índice, cuando se vende un país, los gestores extranjeros se deshacen de los valores más líquidos, los del Ibex. Ello explica que los pequeños valores sufran menos. Además, las empresas pequeñas se suelen financiar con créditos bancarios y no con emisiones de deuda, por lo que se quedan un poco al margen de la crisis soberana.

Pero el castigo a los grandes es otro síntoma de la irracionalidad del mercado. «Si en realidad se vendiera España, los inversores no desharían posiciones en los grandes valores, cuyos ingresos proceden en un 50% del extranjero», afirma Beatriz Tejero, del Sabadell.

Y, a partir de ahora, ¿cuáles serán los valores más afectados? En primer lugar, según apunta Nuria Álvarez, de Renta 4, los que tengan mayor nivel de endeudamiento, que son los que aparecen recogidos en la tabla adjunta. Si la prima de riesgo de España aumenta, los costes de financiación de las empresas también se elevan. Por eso, Ferrovial fue el valor que más cayó el jueves, al retroceder más de un 11%. Además, el sector de las infraestructuras se enfrenta a otro problema: el recorte del gasto público que propone el Gobierno tendrá repercusiones en las cuentas de las compañías, según apunta Ignacio Cantos, de Atlas Capital. Estas empresas son las mismas a las que Nuria Álvarez atribuye otro riesgo: son intensivas en capital, necesitan realizar inversiones muy fuertes antes de obtener rentabilidad.

Otras compañías endeudadas, como Iberdrola o Gas Natural, no preocupan tanto a Alberto Roldán, de Inverseguros, porque están bien financiadas.

En el listado de empresas «peligrosas», Guillermo Escribano, de Metagestión, introduce a los antiguos monopolios estatales a los que el Gobierno puede «apretar» en el momento en que quiera poner en marcha recortes presupuestarios. Así, Telefónica podría sufrir subidas de impuestos, y Enagás y Red Eléctrica, recortes en sus inversiones.

También habría que evitar empresas poco diversificadas y muy vinculadas con España. Pero el otro sector delicado es el bancario. A juicio de Alberto Roldán, por el modelo de financiación de la banca comercial europea. Las emisiones de deuda se ponen difíciles. Si hace un par de semanas tenían que buscar huecos para colocar bonos, ahora se pone todavía más complicado. Y con las cédulas aún es más difícil.

Los analistas creen que algunos precios son muy atractivos. Fernando Hernández, de Inversis, destaca a Telefónica y Santander. Pero él no compraría todavía estas acciones.