WiFi en aeropuertos, una trampa peligrosa para conectarse a internet

WiFi en aeropuertos, una trampa peligrosa para conectarse a internet

Las redes abiertas son una vía de entrada de los delincuentes a los móviles

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

Llega el mes de julio y con él llega la primera operación salida del verano, vacaciones que arrancan en las terminales de salida de los aeropuertos. Al llegar al destino es probable que la conexión de datos móviles haya desaparecido.

Las tarifas móviles han evolucionado y el fin del 'roaming' en la Unión Europea ha permitido traspasar fronteras también en la red. Sin embargo, en muchas ocasiones las redes WiFi públicas se han convertido en una tabla salvavidas.

Las conexiones gratuitas no ofrecen la protección de una red privada por lo que es necesario tomar una serie de precauciones. Al conectarse a la WiFi pública, en la gran mayoría de casos, el proveedor del servicio exigirá un registro rápido para el acceso. «Si en internet algo es gratis, el producto eres tú», es una de las máximas en la red de redes.

Antes de acceder y registrarse, la lectura de los términos y condiciones es un paso a cumplimentar, ya que la letra pequeña del servicio puede incluir suscripciones premium o la cesión de datos a terceros.

La seguridad en las redes públicas han ido mejorando, pero la suplantación de estas sigue siendo sencilla con tan solo un smartphone. Una vez elegida una conexión pública para navegar por la red es necesario tomar una serie de precauciones.

La más importante es no introducir datos sensibles. Acceder a la cuenta bancaria, iniciar sesión en una red social o en el correo electrónico son acciones cotidianas, pero pueden dejar al descubierto las credenciales privadas que pueden ser usadas por los ciberdelincuentes.

Al navegar por internet, los expertos recomiendan el uso de páginas web que usen HTTPS, ya que utilizan el protocolo SSL/TLS. ¿Y si se tiene que hacer uso de la banca móvil o navegar por páginas que no usen el cifrado de datos?

La solución es una conexión VPN (Virtual Private Network), que permite crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de internet. Las VPN permite un filtro de seguridad al usar una WiFI pública y así se evita la exposición de datos a terceros.

Al abandonar el aeropuerto u otro lugar con una red WiFi pública, los expertos recomiendan borrar la conexión como medida de protección adicional. Los teléfonos Android almacenan todas las redes usadas en algún momento junto con las contraseñas. En los ajustes de WiFi, los teléfonos del gigante de los buscadores permiten borrar todas las conexiones.

Conexión limitada

No borrar las WiFi sin uso es un error, asociado también al dejar activada la opción de WiFi operativa en todo momento. Un gesto que ayuda a que la batería se consuma más rápido y que deja la puerta abierta a la conexión constante con redes abiertas y también inseguras.

Lo recomendable, según los expertos en seguridad, es activar la opción de WiFi solo en aquellos momentos que se se quiera utilizar. Así la batería durará más tiempo y no se permitirá la conexión constante a redes públicas.