El niño millonario por probar juguetes

Fotograma de uno de los vídeos de Ryan Toys Review. /
Fotograma de uno de los vídeos de Ryan Toys Review.

Ryan, que tiene seis años, es la séptima estrella de internet que más dinero gana

R. C.

En un mundo en que los negocios relacionados con internet se han convertido en uno de los mayores motores de la economía mundial destacan numerosas formas de ingresos insospechadas al inicio del siglo. Una de ellos es YouTube, donde diferentes modelos de negocio se han abierto paso, aunque entre ellos destaca la aparición de un niño de seis años del que apenas se sabe que se llama Ryan y que se encuentra entre las diez mayores fortunas del último año en ingresos procedentes de internet.

La clave del éxito de Ryan no es un ningún secreto escondido. «Tiene el trabajo soñado por cualquier niño: criticar juguetes», describe Forbes. Se trata de un chaval que abre sus juguetes delante de la cámara que llevan sus padres y de una manera bastante espontánea los abre, los prueba y engancha a millones de chavales a través de un canal de YouTube que abrió en marzo de 2015. Aproximadamente tres veces a la semana descubre a otros niños nuevos juguetes y su capacidad para sorprenderse y para conectar con los más pequeños le han llevado a situar sus entregas entre los vídeos con más reproducciones y gracias a la publicidad generada ganó unos once millones de dólares el último año, según la revista especializada Forbes. En 2016 se mantuvo como el canal con mayor número de espectadores en YouTube durante 40 semanas consecutivas.

«Un día me preguntó: '¿Cómo es que no estoy en YouTube, como todos los otros niños?'. Así que dijimos 'sí, podemos hacer eso'. Entonces, lo llevamos a la tienda a comprar su primer juguete, creo que fue un tren de Lego, y todo empezó a partir de ahí», explicó su madre a Tubefilter en una de las escasas entrevistas concedidas a un medio de comunicación. El canal se llamó Ryan ToysReview y su número de suscriptores se ha multiplicado con un modelo curioso puesto que no se pueden comentar los vídeos (están bloqueados por los creadores) y la única interación directa es comprobar el número de visitas.

El fenómeno de los niños abriendo juguetes no está limitado a Estados Unidos, ya que es un entretenimiento muy popular en occidente. El fenómeno de los jóvenes abriendo juguetes no se ciñe a Estados Unidos, sino que se extiende por todo el mundo. El caso de Ryan es excepcional porque empezó con sólo tres años y las estrellas suelen llegar más tarde. «Es el más grande de un género que consigue miles de millones de visitas semanales a YouTube. En realidad nadie habla de esto, pero es una locura una vez que empiezas a rascar en la superficie», explicaba Josh Cohen, un experto analista del medio y fundador de TubeFilter.

Ryan, quien ya ha cumplido los seis años, ha conseguido mantenerse en el anonimato fuera de internet gracias al esfuerzo de sus padres mientras es una estrella de YouTube. Aunque algunos padres se han quejado por la tendencia en los últimos tiempos a publicitar marcas que envían sus juguetes a Ryan, la familia del niño asegura que no guardan esos productos y los donan cuando proceden de compañías y no son comprados con su dinero. En torno al canal se han creado una serie de episodios de animación, canciones, experimentos científicos infantiles y todo un universo propio. Mientras, Ryan sigue jugando a solas en su casa pero con más de un millón de compañeros de juegos virtuales.

Fotos

Vídeos