DEMIUM STARTUPS

Demium ficha a Jaime Guillot como nuevo director territorial y confirma su estrategia de expansión internacional.

Jaime Guillot, director territorial de Demium/
Jaime Guillot, director territorial de Demium

Singularu, Citibox, Landbot, Cuidum o Influencity son algunas de las startups nacidas en la incubadora valenciana que están teniendo un gran éxito en el mercado.

Valencia

El ecosistema emprendedor valenciano lleva años de fuerte crecimiento y cada vez son más los proyectos nacidos en la capital del Turia que irrumpen en sus mercados con millonarias inversiones que les permiten expandirse y obtener grandes ingresos. En los últimos años hemos visto startups como MrJeff, un proyecto salido de una aceleradora valenciana y que se dedica a la recogida, lavado, planchado y entregada de la ropa en el hogar, ha recibido aproximadamente 15 millones de euros desde su nacimiento en el 2015. Esto le ha permitido estar ya trabajando en prácticamente toda latinoamérica.

Existen decenas de startups con potencial similar que han sido creadas en esta región, situando a la C.Valenciana como uno de los polos de creación de compañías más atractivo para la inversión nacional y extranjera. Un ecosistema nutrido entre otros por la gran apuesta de Juan Roig con su aceleradora Lanzadera, una Asociación Valenciana de Startups liderando las conexiones entre emprendedores y una incubadora como Demium, que permite a todo aquel que quiera emprender y que está falto de idea, equipo e inversión, la posibilidad de hacerlo.

Demium, nacida en Valencia en el año 2013, comenzó su expansión el pasado año 2017 abriendo su segunda sede en Madrid, lo que supuso un punto de inflexión en el modelo de negocio que ha convergido en la apertura de hasta diez nuevas incubadoras en ciudades como Lisboa, Barcelona, Málaga, Bilbao, Londres, Kiev, Minsk y Varsovia. Este crecimiento ha ido de la mano con una fuerte inversión millonaria, que junto a la estrategia de estar presente en cincuenta ciudades en los próximos años, la sitúa como candidata a ser la mejor opción para cientos de posibles proyectos al año por todo el mundo. En ese sentido y para lograr los ambiciosos objetivos, están fichando para sus puestos directivos y líderes de las distintas sedes, emprendedores de éxito locales con experiencia en estrategia de negocio, ecosistema emprendedor e inversión. Además está creando paralelamente un fondo de inversión con el que coinvertir en las primeras fases de los proyectos lanzados.

La apuesta de Demium para Valencia, ha sido fichar a Jaime Guillot de Mergelina como managing director, emprendedor valenciano con una trayectoria basada en la creación de startups tecnológicas y actual socio e inversor de empresas de este ámbito. Un perfil que vivió y contribuyó en los inicios del ecosistema emprendedor valenciano, que conoce bien tanto el origen como la actual situación del ecosistema y que con el equipo de Demium Valencia quiere situar la incubadora levantina como una de las que más proyectos de calidad lance al mercado. «Uno de mis objetivos iniciales es tejer los mimbres para que todos los agentes del emprendimiento a nivel regional, no únicamente de Valencia capital, trabajemos de forma cohesionada en todas las fases que vivirá el emprendedor desde la creación del proyecto hasta el final del mismo» asegura Guillot. «Tenemos el talento, tenemos la calidad de vida, tenemos las ideas y tenemos el dinero, sólo hace falta ganarnos el reconocimiento a base de éxitos para aumentar el talento y la inversión exterior» finaliza.

En ese sentido, parte de su plan estratégico pasa por el lanzamiento de proyectos emprendedores en la provincia de Alicante y Castellón, ya que en esas regiones existe un carácter emprendedor al mismo nivel que en la capital. El proceso de esta incubadora es captar aquel talento proveniente de personas con ganas de emprender, que tras pasar por un proceso de selección original de un fin de semana montando equipos y lanzando ideas, pasan a un proceso de incubación de seis meses donde se inspiran en modelos de éxito de otros países, concluyendo con el lanzamiento de un negocio, creación de una sociedad y en muchos casos inversión financiera. Posteriormente muchas de estas startups continúan su viaje en prestigiosas aceleradoras, recibiendo inversión o ya con sus oficinas propias y expansión internacional.