Cajas negras 2.0 con emisión de datos en tiempo real

Caja negra./Reuters
Caja negra. / Reuters

Las compañías recibirán en directo los datos registrados durante los vuelos

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

Las cajas negras de los aviones son una de las piezas más importantes y esenciales de una aeronave, especialmente si ocurre alguna catástrofe o problema durante el vuelo. La normativa internacional obliga a los fabricantes de aviones a montar una serie de dispositivos que registran todo lo que acontece durante el vuelo.

Su función es sencilla y, sobre todo, muy importante: almacenar diferentes datos relacionados con el avión. Estas cajas negras, aunque en realidad son naranjas, registran las conversaciones de los pilotos, la altura, la presión, entre otras muchas cosas.

Así las aerolíneas y las comisiones de investigación pueden comprobar dato por dato los últimos minutos antes de un accidente aéreo obtener una imagen más clara y detallada del transcurso de un vuelo, algo especialmente importante en caso de accidente aéreo.

En concreto, los aviones montan dos cajas negras y están fabricadas con el objetivo de resistir fuertes impactos y altas temperaturas. Sin embargo, cuentan con ciertas limitaciones que se han ido reduciendo con el paso del tiempo.

La grabadora de voz de las aeronaves solo guarda el registro de las dos horas finales, aunque la Unión Europea ya ha pedido a los fabricantes que en 2021 será obligatorio la grabación como mínimo de 25 horas de conversación.

No es la única novedad en la que trabajan los fabricantes. La desaparición del MH470 de Malaysia Airlines ha puesto en alerta a aerolíneas, gobiernos y constructores de aviones. La caída al mar ha provocado que las cajas negras de la aeronave no se han encontrado aún.

A pesar del Underwater locutor beacon (ULB) o localizador acuático que ambas cajas equipan y emiten ultrasonidos, mediante los cuales se pueden localizar mediante un sonar o cualquier radar cercano. Emite impulsos de 37.5 KHz durante treinta días y hasta una profundidad de 14.000 pies.

Tras ese plazo, la señal se desvanece y la oportunidad de encontrar las dos cajas se esfuma. Ahora Honeywell y Curtiss-Wright, se han unido para desarrollar un nuevo sistema de registro de información aéreo en tiempo real.

«La importancia de las grabadoras de datos de voz y vuelo de la cabina no se puede exagerar. Por eso trabajamos junto con Curtiss-Wright para diseñar y desarrollar la próxima generación de grabadoras que aproveche nuestra completa experiencia en hardware y software para cumplir con el requisito de 25 horas, para identifique la información correcta y póngala a disposición de los operadores de aerolíneas cuando sea más necesario», explica Ben Driggs,presidente de Servicios y Conectividad de Honeywell Aerospace. 

En caso de emergencia, los investigadores podrán acceder a estos datos de manera casi inmediata. La nueva caja negra sería capaz de hacer streaming de datos en tiempo real usando una conexión por satélite.

«Los operadores se beneficiarán de la transmisión de información en tiempo real y las capacidades de almacenamiento del servidor, habilitadas por el software Connected Aircraft de Honeywell, que permite la recuperación rápida y remota de datos de la aeronave para su almacenamiento o análisis», explican.

 

Fotos

Vídeos