Cepillado dental conectado al móvil

Cepillado dental conectado al móvil

El aparato, presentado en la feria mundial de móviles MWC, detecta si durante el depillado la presión ejercida es la correcta, si recorremos todas las muelas y dientes o si limpiamos bien la lengua

ADOLFO MONTALVO

El hecho de que en la feria mundial de móviles MWC abunden todo tipo de aparatos electrónicos que tienen algo de inteligencia y que están conectados a una red inalámbrica ya casi no sorprende a nadie.

Este año 2015 estamos viendo muchas cosas curiosas: maletas conectadas que avisan del peso y recargan dispositivos, palos de golf, balones de fútbol, raquetas de tenis, plantillas de zapatillas Y por supuesto todo tipo de relojes y pulseras.

Lo que nos ha supuesto una gran alegría es habernos limpiado los dientes con un cepillo Braun OralB Smart conectado a un smartphone. Un amable equipo de asistentes en limpieza bucal instruyen a los asistentes en el manejo del cepillo electrónico conectado. Se pueden elegir entre varios programas de limpieza: para blanqueado, para frescor del aliento, para usuarios con ortodoncia, etc.

Durante el cepillado el equipo detecta si la presión ejercida es la correcta, si recorremos todas las muelas y dientes, si limpiamos bien la lengua, si estamos el tiempo suficiente. Y al finalizar la limpieza registra la duración y datos de la sesión y nos va informando de nuestros progresos durante las semanas que dure el plan de limpieza elegido. La aplicación nos felicita si todo va bien y nos riñe en caso de que no seamos diligentes y aseados.

Niños, jóvenes y adultos: ¡Sed buenos y obedeced a vuestro cepillo dental conectado!