Valencia denuncia el robo de 5.000 euros en un centro de mayores en Orriols

El Consistorio traslada los hechos a la Fiscalía después de que el presidente del local alegara que pasa «por una mala racha»

Á. S.

valencia. El Ayuntamiento de Valencia ha trasladado a la Fiscalía el robo de 5.000 euros de la caja del centro de mayores de Orriols perpetrado por el ya expresidente del mismo, que además dejó de pagar 6.000 euros en facturas y, presuntamente, habría pedido otros 2.000 a la presidenta de otro centro de mayores. El hombre, que llevaba una década al frente del local, alegó que estaba pasando «por una mala racha» y que iba a devolver todo el dinero.

Los hechos se sucedieron durante los meses de verano, cuando los otros dos miembros de la directiva le dieron las contraseñas de la cuenta bancaria del centro. Fue entonces cuando se apropió de los 5.000 euros. Los directivos del centro de mayores se enteraron cuando volvieron de vacaciones y concertaron una reunión con el expresidente, que reconoció los hechos y alegó que estaba pasando por una mala racha.

Se da la circunstancia de que los Centros de Atención de Personas Mayores son centros «suplidos» por el Consistorio en cuestión de actividades, pero las cuentas son independientes de cada centro. Ese dinero, según explicaron fuentes municipales, se utiliza para organizar cenas a precio reducido o para pagar una cesta de Navidad que reciben todos los socios del centro.

Miembros de la concejalía de Personas Mayores acudieron el pasado lunes a reunirse con los usuarios de Orriols. En ese encuentro, explicaron lo que había pasado y tranquilizaron a los asistentes al centro. El expresidente es una persona muy conocida en el barrio y la noticia ya había corrido de boca en boca. Desde el Ayuntamiento confirmaron que las actividades que organiza el centro de personas mayores de este barrio del norte de la ciudad permanecerán inalteradas. De hecho, el Consistorio está preparando nuevas clases, entre otras un taller de memoria, y las mismas fuentes comentaron que, para levantar el ánimo entre las personas mayores asistentes al centro, es posible que haya más clases disponibles en Orriols. «Si antes les tocaba una igual ahora les tocan dos», explicaron.

Desde el Consistorio quisieron insistir en que lo que ha ocurrido en este centro es un hecho «totalmente aislado» y aseguraron que no se plantean gestionar las cuentas de estos locales desde el Ayuntamiento porque sería «injusto» con el resto de centros en los que nunca ha habido «ningún otro problema».

 

Fotos

Vídeos