El Seprona descubre un criadero ilegal con más de 400 tarántulas

Una de las tarántulas halladas en Xilxes. / Guardia civil burriana
Una de las tarántulas halladas en Xilxes. / Guardia civil burriana

Los ejemplares fueron hallados en un domicilio de la localidad de Xilxes, son venenosos y pertenecen a 49 especies distintas

IVÁN GÓMEZ

valencia. Efectivos del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón han hallado más de 400 tarántulas en una vivienda de la localidad de Xilxes. Dicho domicilio podría dedicarse a la cría y colección zoológica de artrópodos, según la Benemérita. Los ejemplares pertenecen a 49 especies distintas y son venenosas, cada una en su grado de toxicidad, pero no ponen en peligro la vida de los seres humanos. La operación ha corrido a cargo de efectivos de la Guardia Civil, pertenecientes al equipo del Seprona de Burriana.

El motivo de este hallazgo es la movilización del Seprona con la finalidad de combatir el tráfico de especies protegidas, exóticas o invasoras, según informa la Guardia Civil en un comunicado.

La tenencia de estas arañas incurre en diversas irregularidades, según el decreto 145/2000, de 26 de septiembre, por el que se exige una licencia municipal, una memoria descriptiva y un seguro obligatorio para tener animales potencialmente peligrosos.

Al no poseer estos permisos en regla, se han realizado diversos expedientes remitidos al ayuntamiento de Xilxes y a los servicios territoriales de la Conselleria de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

El propietario de las arañas no ha sido detenido y se le ha impuesto una sanción administrativa. Según fuentes policiales, el criadero estaba pensado para la posterior venta de los especímenes.

Se estima que la tarántula tiene más de 800 subespecies, ninguna mortal para los humanos.