Los secuestradores de Almussafes pidieron 74.000 euros para no hacer daños irreversibles a la víctima

Dispositivo que ha trabajado en el rescate del secuestrado. /LP
Dispositivo que ha trabajado en el rescate del secuestrado. / LP

Los captores hicieron una videollamada a la familia que mostraba a la víctima con heridas en la cara

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Los presuntos secuestradores de un hombre en Torreblanca y que era retenido en Almussafes, donde fue liberado por la Guardia Civil, reclamaron 74.000 euros de rescate. La operación Boloñés coordinada por la Guardia Civil de Castellón se ha saldado con la detención de un grupo de presuntos narcotraficantes polacos e italianos.

Los agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI) asaltaron el miércoles por la tarde la casa donde los delincuentes tenían retenida a la víctima y lograron liberarla sin que nadie resultara herido.

Los seis detenidos, según informa la Guardia Civil, son tres hombres y tres mujeres. Están acusados de pedir a la familia del secuestrado un rescate de 74.000 para no causarle «daños irreversibles». Los captores llegaron a realizar una videollamada en la que mostraban al cautuivo con heridas en la cara. Esta videollamada fue presenciada por los agentes, tras la denuncia de un familiar.

Los investigadores, añade la nota policial, consiguieron encontrar identidades, medios de locomoción así como distintos medios de pago utilizados en los hechos. La Guardia Civil ha querido destacar la colaboración y comunicación con el juzgado competente y la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Castellón, que posibilitaron medidas de investigación especiales que dieron sus frutos desde los primeros momentos. Finalmente, agentes especializados de Valencia y Madrid procedieron al rescate del secuestrado en una casa de Almussafes.

El secuestrado tuvo que ser conducida a un centro médico para ser tratado de las diversas lesiones que le habían ocasionado. El grupo criminal, formado por presuntos narcotraficantes de entre 21 y 49 años, que fueron aislados para ser interrogados por separado.