Rescatan a un niño que cayó a una zanja

EFE

Los bomberos de la Diputación de Alicante rescataron ayer a un niño de 8 años que se precipitó por una zanja de unos 50 centímetros de profundidad en Crevillente. Fue a las 14 horas, en la calle Molins, cuando el menor se precipitó por una zanja abierta para practicar unas obras en una acometida de aguas. El agujero tenía unos dos metros de ancho. Una vez puesto a salvo por los efectivos de bomberos, el niño accidentado fue trasladado al Hospital del Vinalopó con algunas lesiones.