Un policía local reanima a un bebé que estaba inconsciente en Sagunto

Un policía local reanima a un bebé que estaba inconsciente en Sagunto

Los padres de la niña pidieron auxilio a gritos en la calle y el agente logró recuperar las constantes vitales de la pequeña mientras esperaban al SAMU

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Tres policías locales auxiliaron a una niña de un año que estaba inconsciente en Sagunto y recuperaron sus constantes vitales mientras esperaban la llegada de una ambulancia del SAMU. La rápida intervención de una patrulla de la Policía Local, que estaba formada por tres agentes cuando ocurrieron los hechos en la madrugada del martes, fue clave para que el bebé no sufriera ningún daño cerebral.

Tras recibir un aviso urgente del 112, los policías se desplazaron a la calle Pobla de Farnals, donde una pareja marroquí pedía ayuda a gritos porque su hija de corta edad se encontraba inconsciente sin signos vitales. La patrulla se movilizó con urgencia y tardó muy poco tiempo en llegar. Los padres estaban muy nerviosos y gritaban: «¡No respira, ayudarnos!«, y cuando se acercó uno de los agentes le dieron el bebé como esperando que lo reanimara.

El policía local cogió a la niña en brazos y comprobó su pulso. La cara del bebé no estaba morada y eso le dio ánimo para obviar el nerviosismo que padres y vecinos estaban viviendo. Mientras uno de los agentes preparaba el desfibrilador que la patrulla portaba en el vehículo policial, otro trataba de tranquilizar a los padres y el policía que tenía en brazos a la niña le practicó suaves maniobras de reanimación.

El alivio llegó en pocos segundos cuando la niña volvió a respirar con normalidad y rompió a llorar. A partir de ese momento y hasta la llegada de un equipo médico del SAMU, los agentes permanecieron atentos junto al bebé para comprobar que se encontraba bien.

Cuando los sanitarios confirmaron que la niña estaba estabilizada y fuera de peligro, los padres agradecieron con lágrimas en los ojos la rápida intervención policial. El SAMU trasladó al bebé al Hospital de Sagunto para que le realizaran un reconocimiento médico más completo.