La policía investiga la muerte de un padre y su hijo al caer de un quinto piso en Gandia

Fachada del edificio. /FP
Fachada del edificio. / FP

La tragedia se produjo tras una disputa en la vivienda y la principal hipótesis es que se arrojaron a voluntad

J. A. MARRAHÍ/ B. Z.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar la muerte de un padre y su hijo al precipitarse a la calle desde su finca en extrañas circunstancias en Gandia. Al parecer, todo sucedió en torno a las 13.30 horas, en un quinto piso de un edificio de la calle Benisuai de Gandia. Aunque al cierre de esta edición, las informaciones eran todavía confusas y la policía estaba indagando lo sucedido, todo apunta a que se produjo una discusión en la vivienda entre ambos familiares por causas que no han trascendido. Aun así, los efectivos manejaban ayer como principal hipótesis que la caída fuera voluntaria, según informaron a Europa Press fuentes del cuerpo policial.

En primer lugar cayó el padre, un hombre de 60 años. Muy poco después, con un intervalo de pocos segundos, se precipitó el hijo, de 29 años, según las fuentes consultadas. La circunstancia de que dos personas se precipiten voluntariamente es muy poco frecuente y la Policía Nacional trataba de reconstruir con testigos y vecinos la mecánica exacta de los fatídicos acontecimientos.

De hecho, agentes de la Policía Local fueron los que recibieron las primeras llamadas de testigos, impactados al haberse encontrado en la calle con ambos cuerpos ensangrentados. De inmediato, los agentes desplazados al lugar del siniestro solicitaron una ambulancia y comunicaron de inmediato lo ocurrido a la Policía Nacional.

Los equipos médicos no pudieron hacer nada por las víctimas, ya fallecidas a causa del impacto contra el suelo. El juzgado de guardia de Gandia se ha hecho cargo de las pesquisas y autorizó el levantamiento de los cadáveres.

Temas

Gandia