La policía detiene a once grafiteros que causaron daños por valor de 330.000 euros

Un tren pintado por grafiteros. / Lp
Un tren pintado por grafiteros. / Lp

Los jóvenes arrestados en Valencia y Barcelona tienen entre 18 y 24 años y actuaban de forma organizada para realizar pintadas en trenes y huir

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Dos operaciones de la Policía Nacional en Valencia y Barcelona se han saldado con la detención de 11 jóvenes, de entre 18 y 24 años de edad, como presuntos autores de 77 delitos de daños en trenes de Renfe y Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). Los arrestados realizaban grafitis y los grababan para después difundir las imágenes en las redes sociales.

Según las denuncias presentadas por Renfe y FGV, los grafiteros detenidos causaron daños por valor de unos 330.000 euros en la Comunitat Valenciana, Murcia y Cartagena. Durante las investigaciones, que se iniciaron el pasado mes de junio, la policía identificó a los integrantes del grupo: nueve jóvenes que actuaban de forma muy organizada. Varios de ellos formaban una hilera a lo largo del convoy para pintarlo, dos o tres vigilaban y otros grababan con cámaras o teléfonos móviles los grafitis para posteriormente difundirlos en las redes sociales. En el caso de ser sorprendidos por los vigilantes tenían previsto un itinerario de huida y un lugar para reagruparse.

Tras estudiar las medidas de seguridad en las instalaciones ferroviarias, los grafiteros accedieron a los talleres varias veces para pintar trenes y causaron daños en verjas y puertas. El grupo solía actuar de noche fuera del alcance de las cámaras de vigilancia, y los jóvenes ocultaban sus rostros con pasamontañas y pañuelos para evitar ser grabados.

Después de analizar firmas de grafitis como Alone, Nach, Noise y Opio, así como las fotos que difundieron a través de internet, la policía atribuye a nueve de los detenidos 63 delitos de daños en trenes. Ocho de ellos fueron arrestados en Valencia y otro en Barcelona. En otra operación, la Policía Nacional detuvo a dos jóvenes de 18 años como presuntos autores de 14 delitos de daños por realizar grafitis en trenes de Renfe en distintas localidades.

Los departamentos jurídicos de FGV y Renfe han incrementado en los últimos años sus esfuerzos en perseguir legalmente a los grafiteros con la intención de persuadirlos para que dejen de pintar los vagones. La intención de las empresas ferroviarias no es otra que conseguir condenas y multas en función del deterioro causado en el tren y el gasto que supone la limpieza. Así, las valoraciones de daños se realizan de forma inmediata y se incluyen en la denuncias.

 

Fotos

Vídeos