El forense aclara el origen del pequeño cráneo hallado en Viveros

Entrada a los Jardines de Viveros. /Irene Marsilla
Entrada a los Jardines de Viveros. / Irene Marsilla

Un especialista determina que la cabeza pertenece al cadáver de un mono araña

JAVIER MARTÍNEZ

El pequeño cráneo hallado en Viveros por un vecino pertenece a un mono araña, según el informe realizado por un antropólogo forense. La Policía Nacional ha archivado las diligencias de investigación que inició ante la posibilidad de que la caja ósea correspondiera a la cabeza de un bebé.

El macabro hallazgo tuvo lugar sobre las 14 horas del pasado 16 de julio en la zona de Viveros donde se celebran los conciertos.

Tras llamar a la policía, el ciudadano esperó la llegada de una patrulla para entregarle el cráneo e indicar a los agentes el lugar exacto donde lo había encontrado. El hombre no dio importancia a su hallazgo en un principio, pero luego decidió avisar a la policía ante la posibilidad de que fueran restos humanos, concretamente de un bebé de corta edad.

La patrulla realizó las correspondientes diligencias para enviarlas al juzgado y trasladó el cráneo a la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal (IML) de Valencia, donde un especialista determinó que la pequeña cabeza pertenece al cadáver de un mono araña. El cráneo tenía señales propias de haber estado expuesto en algún lugar.