«A mi hermana cuando salga la voy a matar, le voy a pegar dos puñaladas»

«A mi hermana cuando salga la voy a matar, le voy a pegar dos puñaladas»

Pega fuego a la casa de su hermana con ella dentro en el distrito del Marítimo de Valencia

EP

Agentes de la Policía Nacional han detenido este jueves por la noche en el portal de un edificio del distrito del Marítimo de Valencia a un hombre de 45 años como presunto autor de un delito de incendios, tras al parecer después de una discusión con una hermana, provocar un incendio en una de las habitaciones del piso en el que vivía junto a otro hermano. Los policías le intervinieron dos mecheros y tres de los agentes fueron asistidos en un hospital de Valencia por inhalación de humo.

Los hechos ocurrieron sobre las once menos diez de la noche, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio del distrito de Marítim, donde al parecer se estaba quemando una casa.

Una vez allí, se dirigieron al lugar donde fueron requeridos por varios vecinos del edificio que les indicaban que se estaba produciendo un incendio en una vivienda. Los agentes accedieron al interior del edificio y comprobaron que en la tercera, cuarta y quinta planta se acumulaban grandes cantidades de humo, por lo que pidieron a los vecinos que cerrasen las puertas y se quedasen en el interior de las viviendas, así como solicitaron la presencia de los bomberos.

Una vez en la cuarta planta, observaron la puerta de una vivienda abierta y escucharon a una persona en su interior, por lo que los policías accedieron a la misma y vieron a una mujer, muy nerviosa, que trataba de apagar el fuego de una de las habitaciones.

5 noticias

Los agentes le ordenaron que abandonase el domicilio pero ésta hacía caso omiso de las instrucciones, por lo que la obligaron a salir al exterior para evitar su intoxicación.

Los policías, mientras llegaban los bomberos, trataron de sofocar el fuego con cubos de agua, hasta que el humo fue «tan espeso que les impedía la visibilidad, por lo que confinaron la habitación en la que estaba el fuego y abandonaron la vivienda». Los agentes se distribuyeron a lo largo de las escaleras para evitar que los vecinos saliesen a los rellanos.

Poco después llegó al lugar un policía de paisano que observó a un hombre, en actitud vigilante, sudoroso y con un gran estado de nerviosismo, que hacía ademán de abandonar el edificio.

En ese momento, salió del portal una mujer que se abalanzó sobre el hombre al mismo tiempo que gritaba «al final has conseguido lo que querías, quemarme el piso». Los agentes confirmaron que se trataba de su hermana, con la que compartía el piso junto a otro hermano.

Los policías averiguaron que los hermanos, días atrás, habían mantenido varias discusiones porque ella «ya no quería compartir piso con ellos», a lo que uno le contestaba que «si se iba le iba a quemar el piso». En la tarde del jueves, discutió de nuevo con el sospechoso, que se marchó enfadado y regresó horas después.

El presunto pirómano se metió en una de las habitaciones y cerró la puerta e instantes después la mujer comenzó a notar un olor a quemado, por lo que se asomó al pasillo y observó a su hermano mirando al interior de la habitación al mismo tiempo que le manifestaba que mirase que se estaba quemando.

Los agentes procedieron a detenerlo como presunto autor de un delito de incendio. El hombre llevaba dos mecheros en sus bolsillos.

Los policías fueron atendidos por los servicios sanitarios por inhalación de humos y posteriormente en un hospital de Valencia.

En el traslado a dependencias policiales el sospechoso manifestó en repetidas ocasiones «a mi hermana cuando salga la voy a matar, le voy a pegar dos puñaladas». El detenido, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.