Tensa espera para los padres de Julen

El padre de Julen, José Rosselló./ÁLEX ZEA/EP
El padre de Julen, José Rosselló. / ÁLEX ZEA/EP

Una treintena de personas arropan a la familia del niño en una casa de Totalán

LP/EFE

Una treintena de personas arropan y apoyan a los padres de Julen, el niño de dos años que cayó el 13 de enero a un pozo en Totalán (Málaga), en el interior de la vivienda que una vecina del municipio les cedió para que se alojen hasta que se produzca el rescate. Además una pareja de agentes de la Guardia Civil permanece en las inmediaciones del inmueble con un coche oficial en la puerta.

También se encuentra con los progenitores un equipo de psicólogos para intentar controlar y regular sus emociones ante la incertidumbre por el rescate del pequeño y unas circunstancias excepcionales. De hecho, el padre de Julen, José Rosselló, ha requerido asistencia médica en la noche de este viernes, al parecer por una crisis de ansiedad según informa el Diario Sur. Una ambulancia se ha desplazado en torno a las 21.00 horas hasta el domicilio en el que se alojan los padres del menor y ha permanecido en la puerta durante menos de una hora. Efectivos de Protección Civil han custodiado el acceso a la zona durante ese periodo de tiempo.

Los padres no pierden la esperanza de que el rescate se produzca en las próximas horas y siguen sacando fuerzas para responder las llamadas y mensajes que reciben, han indicado a Efe fuentes cercanas a los progenitores.

El pueblo, de unos setecientos habitantes, continúa volcado con la familia y las calles están más vacías que otros días, al igual que el barrio malagueño de El Palo, donde vive la abuela del pequeño Julen.

Numerosas personas permanecen en sus viviendas pendientes de las últimas informaciones y los vecinos de El Palo intentan que la abuela esté arropada en todo momento por seres queridos.

Sigue aquí en directo el rescate de Julen