Detenido un padre que llevaba a su hijo menor de edad a asaltar farmacias y bares de noche en Valencia

Policía Nacional en una foto de archivo durante una detención. /LP
Policía Nacional en una foto de archivo durante una detención. / LP

El ladrón, su hijo y otro individuo cometieron 26 robos en comercios de Valencia

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

El peor ejemplo que un padre podía dar a su hijo: enseñarle a robar. La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, de 37 y 38 años de edad, como presuntos autores de 26 robos cometidos en los últimos cinco meses en farmacias y bares de Valencia. El hijo menor de uno de los ladrones también está implicado en varios de los asaltos. El joven ayudó a su padre a desvalijar algunos de los comercios y la policía lo busca para detenerlo.

Tras una investigación del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Tránsitos, los agentes montaron un dispositivo para reducir los robos en comercios y lograron identificar a dos delincuentes como presuntos autores de la oleada de asaltos. Los individuos arrestados tienen un amplio historial delictivo e ingresaron en prisión la semana pasada, según informaron fuentes jurídicas.

La policía inició las investigaciones tras una serie de robos cometidos siempre por la noche y con el mismo método en bares y farmacias del distrito de Tránsitos. Los ladrones accedían a los comercios por la puerta sin forzar las cerraduras ni elementos de seguridad. Uno de los delincuentes tiene conocimientos de cerrajería, al parecer, y utilizaba una herramienta de este oficio para abrir las puertas sin apenas hacer daños.

Los ladrones accedían a los comercios por la puerta sin forzar las cerraduras ni elementos de seguridad

Una vez dentro de los comercios, los ladrones forzaban las cajas registradoras y las máquinas recreativas o expendedoras de tabaco para llevarse la recaudación del día. Los dos hombres y el menor actuaban como una banda organizada tras repartirse las funciones. Según las investigaciones policiales, robaron en cinco ocasiones en el mismo bar y asaltaron tres veces la misma farmacia.

Uno de los delincuentes se encargaba de la manipulación y apertura de las cerraduras y sistemas de seguridad de los establecimientos, el menor entraba también en los comercios para desvalijar las máquinas con más rapidez y el tercer individuo realizaba funciones de vigilancia en el exterior.

Algunas veces utilizaban vehículos de alquiler para desplazarse por Valencia las noches que delinquían. Uno de los robos fue grabado por una cámara de seguridad instalada por el propietario del comercio. Las imágenes fueron clave para identificar a dos de los ladrones.

Tras varios meses de investigaciones, los agentes de la comisaría de Tránsitos establecieron un dispositivo de vigilancia y detuvieron el pasado jueves a los dos hombres poco después de que robaran en una farmacia en el distrito de Abastos. Los investigadores les atribuyen hasta 26 robos con fuerza en 14 farmacias y seis bares.