«Tiene una orden de alejamiento pero le da igual y no para de robar»

«Tiene una orden de alejamiento pero le da igual y no para de robar»

J. MARTÍNEZVALENCIA.

La reiteración de robos ha indignado a la veintena de empleados de la tienda y ha causado también trastornos de ansiedad y sueño a la encargada del establecimiento. «La situación es insostenible. La central de alarmas me llamó dos noches seguidas porque el ladrón estaba dentro de la tienda, y tuve que levantarme de madrugada para atender a la policía y hacer inventario», explica Mari Carmen N.

Después del tercer robo, la responsable del comercio acudió al juzgado para pedir protección. «Tiene una orden de alejamiento pero le da igual y no para de robar», afirma Mari Carmen. Prueba de ello es su última detención en la madrugada del lunes cuando estaba a menos de 300 metros de la tienda. La cámara de seguridad grabó también cómo el ladrón oculta su rostro con una bolsa en el momento que fuerza la puerta de cristal.

Ladrón de jamón y lomo en Valencia