Muere un niño en Valencia tras cortarse con unos cristales en su casa en ausencia de sus padres

Edificio en el que se hirieron los menores. /J. J. MONZÓ
Edificio en el que se hirieron los menores. / J. J. MONZÓ

Su hermano resultó herido leve mientras jugaban en su domicilio sin sus progenitores, que se habían bajado a por la comida a la calle

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Un niño de 11 años falleció ayer en el Hospital La Fe de Valencia por las lesiones que sufrió en un aparatoso accidente doméstico con una puerta de cristal que se rompió y le provocó importantes cortes en el abdomen. Su hermano resultó herido leve y fue quien bajó a la calle a pedir ayuda. Sus padres habían bajado para comprar la comida y no se encontraba en la vivienda cuando ocurrieron los hechos. La Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones, pero no ha hallado incidios de abandono.

Todo ocurrió al filo del mediodía, cuando los dos hermanos estaban jugando y chocaron contra una puerta de cristal de la casa. Uno de ellos sufrió dos cortes profundos en el abdomen, lo que le provocó una parada cardiorrespiratoria de la que fue recuperado por miembros de SAMU. Su hermano resultó herido en el brazo, pero pudo bajar a la calle y pedir ayuda, dado que sus padres no estaban en la vivienda.

Rápidamente se personaron en el lugar varias patrullas de la Policía Nacional y de la Local, así como una ambulancia del SAMU. Los médicos constataron el grave estado de salud del pequeño y le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar con éxito. También se precisó la intervención de los bomberos para bajar al menor desde la sexta planta de edificio, ya que su vida pendía de un hilo y no podían bajarlo por las escaleras ni el ascensor. El niño fue trasladado urgentemente al Hospital La Fe de Valencia, junto a su hermano, su padre y su madre, que sufrió un ataque de ansiedad. Sin embargo, no pudo superar las graves heridas y falleció horas más tarde, tal como ha podido constatar este diario. Hasta el lugar de los hechos, una vivienda de Valencia, se trasladaron efectivos de la Policía Nacional y Policía Local, que dieron cuenta tanto a Servicios Sociales como a la Fiscalía. La casa dónde ocurrió el accidente doméstico se encontraba en mal estado de salubridad.

Este tipo de accidentes domésticos no son comunes. El caso recuerda al sucedido en 2015 en las proximidades de la avenida Peris y Valero de Valencia, cuando un niño de 8 años falleció electrocutado al caminar descalzo y enchufar un ventilador, según las investigaciones policiales.

El niño había perdido la conciencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria como consecuencia de la descarga eléctrica. Su vida pendía de un hilo. Según informaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), un equipo médico del SAMU practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar al pequeño, pero los esfuerzos del personal sanitario no pudieron evitar el fallecimiento del menor. La madre sufrió una crisis de ansiedad cuando recibió la trágica noticia. Varias patrullas de la Policía Local y Policía Nacional acudieron a la calle del Salinar tras tener conocimiento de los graves hechos. Los agentes se entrevistaron con los padres y recabaron los primeros datos del accidente doméstico. Posteriormente, un equipo de Policía Científica inspeccionó de forma minuciosa el ventilador, el enchufe y otros puntos de la instalación eléctrica de la casa.

El 13 de agosto de 2007, una niña de 14 años murió en Torrevieja tras salvar la vida de otra menor que se estaba electrocutando. El accidente tuvo lugar cuando la niña que sobrevivió encendió una lámpara de la casa. La menor estaba mojada, ya que se había bañado en la playa, y la otra chica intentó socorrerla, pero sufrió una descarga eléctrica.

Fotos

Vídeos