Muere un bebé intoxicado con lejía

El pequeño, de nueve meses, se encontraba en casa con su madre y estaba gateando cuando se acercó a un cubo lleno de agua con lejía. Al parecer habría inhalado los vapores tóxicos que desprende el líquido desinfectante. Sus padres lo llevaron a un centro de salud al ver los síntomas de intoxicación. Desde allí fue trasladado rápidamente al hospital pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarla. Será la autopsia la que determine las causas de esta muerte y la investigación si madre tiene algún tipo de responsabilidad.- Redacción-