Juzgan en Valencia a una monitora por abusar sexualmente de un joven discapacitado

Entrada de la Ciudad de la Justicia de Valencia, sede de la Audiencia Provincial./J. J. Monzó
Entrada de la Ciudad de la Justicia de Valencia, sede de la Audiencia Provincial. / J. J. Monzó

El fiscal acusa a la procesada de enviar cientos de mensajes eróticos al joven y de practicarle una felación

EFEValencia

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha juzgado hoy a una mujer de 31 años que ejercía de monitora ocupacional y que, supuestamente, abusó sexualmente de un joven discapacitado de 21 años en septiembre de 2016.

El fiscal reclama una pena de ocho años de prisión para la acusada, además de cinco años de libertad vigilada tras cumplir la condena, alejamiento de la víctima durante siete años y privación de funciones o tareas relacionadas con la docencia durante seis años.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso EFE, el Ministerio Público expone que los hechos se produjeron en un centro ocupacional de Paterna (Valencia), donde la procesada trabajaba desde 2007.

En septiembre de 2016, a comienzo del nuevo curso, acudió al citado centro un joven de 21 años que padece un grado de discapacidad del 65 % «debido al carácter persistente de su retraso mental moderado, una deficiencia que le impide gobernarse por sí mismo».

«Desde el comienzo de las clases la atención de la procesada hacia su alumno fue más allá de la exigida como docente», expone el fiscal en su escrito, «hasta que en una fecha no determinada y actuando con el propósito de satisfacer su instinto libinidoso, prevaliéndose de su cargo de superioridad y aprovechándose de su especial vulnerabilidad, lo acompañó a los baños anexos a las aulas donde no había nadie y le practicó una felación«.

La madre del joven observó un comportamiento extraño y le pidió que le enseñara el contenido de los mensajes de su teléfono móvil.

Así pudo comprobar que desde el teléfono de la procesada se habían mandado cientos de mensajes, «casi todos de contenido erótico», en algunos de los cuales pedía, además, que la relación quedara en secreto.

La acusada, siempre según el escrito del fiscal, se ofreció a «enseñarle cosas sobre sexo» a su alumno.

La madre del joven discapacitado informó de lo sucedido a la dirección del centro, que acordó presentar una denuncia y apartar a la mujer de su actividad laboral.

Fotos

Vídeos